AFP . Hace 3 días
Lionel Messi anotó tres anotaciones para impulsar al Barcelona a la victoria ante el Celta. Fotografía: AP
Lionel Messi anotó tres anotaciones para impulsar al Barcelona a la victoria ante el Celta. Fotografía: AP

El Barcelona, que se impuso este sábado en el Camp Nou al Celta de Vigo 4 a 1, conservó el liderato de la liga española, gracias a un triplete de Leo Messi, al que acompañó un tanto de Sergio Busquets.

Después de que el Real Madrid ganara con facilidad en Eibar por 4 a 0, el conjunto azulgrana necesitaba al menos ganar por dos goles de diferencia al cuadro gallego para recuperar el liderato.

De este forma, Barcelona y Real Madrid siguen en cabeza con 25 puntos cada uno, aunque los azulgranas son primeros, con una diferencia de goles favorable de +18, frente a +16 del cuadro blanco.

Messi marcó los tres goles en jugadas a balón parado. El primero de penal, tras una mano del equipo gallego dentro del área, y los dos siguientes con sendos tiros libres, tras faltas al brasileño Arthur y al holandés Frenkie De Jong.

Busquets, que había sustituido en el minuto 23 al lateral portugués Nelson Semedo, que sufrió una lesión muscular en la pierna izquierda, cerró la cuenta en el 85.

Un centro del francés Ousmane Dembélé, despejado en un principio por la defensa del equipo gallego, llegó a los pies de Busquets, que marcó con un disparo raso y ajustado a uno de los palos.

El partido de los blancos. El Real Madrid sumó su segunda goleada esta semana al vencer por 4 a 0 al Eibar, tres días después de haberse impuesto por 6 a 0 al Galatasaray turco en la Champions, con lo que se mantiene en la lucha por la punta de la liga.

Dos penales en apenas ocho minutos, anotados por Sergio Ramos y Karim Benzema, ayudaron a una fácil victoria madridista, que completaron el propio jugador francés, que logró un doblete al haber abierto el marcador, y el uruguayo Fede Valverde, su primer tanto con el club blanco.

Uno de los grandes ganadores de la jornada para los blancos fue el guardameta Thibaut Courtois, quien consiguió mantener su arco sin anotación por quinto partido consecutivo.

El arquero belga parece que ha encontrado tranquilidad, después de iniciar la campaña con muchos cuestionamientos tanto de la prensa como la afición.

Thibaut se convirtió en el noveno portero merengue en conseguir dejar su arco imbatido por más de 500 minutos, los anteriores fueron: Buyo, Domínguez, Juan Alonso, Agustín, Buyo, Cañizares, Casillas y Keylor Navas. El belga tiene su marca en 533 minutos.