Fútbol Internacional

Un encuentro sexual fuera del matrimonio en Qatar podría llevarlo a siete años de prisión

Ya hay informes de fanáticos con diferentes apellidos a los que se les impidió reservar y compartir habitaciones de hotel

Doha. Un encuentro sexual fuera del matrimonio en Qatar durante la Copa del Mundo 2022 (desde el 21 de noviembre hasta el 18 de diciembre) podría derivar en una condena de siete años de prisión.

Así lo publicó el periódico británico Daily Star, a partir de un comunicado del Comité Supremo qatarí que informó que ese país “es conservador y las muestras públicas de afecto están mal vistas, independientemente de la orientación sexual”.

“El sexo está muy fuera del menú, a menos que vengas como un equipo de marido y mujer. Definitivamente no habrá aventuras de una noche en el Mundial. No habrá fiestas. Todos y todas deben mantener la cabeza fría, a menos que quieran arriesgarse a quedarse atrapados en prisión”, explicó una fuente policial al medio británico.

El sexo fuera del matrimonio y la homosexualidad son ilegales en Qatar y cada uno conlleva una pena de prisión de hasta siete años.

De acuerdo con el medio, La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) dijo que “todos son bienvenidos al torneo”, pero existe una creciente preocupación de que no sea así. Incluso, ya hay informes de fanáticos con diferentes apellidos a los que se les impidió reservar y compartir habitaciones de hotel.

El informante policial que cita Daily Star añadió: “La cultura de la bebida y la fiesta después de los juegos, que es la norma en la mayoría de los lugares, está estrictamente prohibida. Con consecuencias muy estrictas y aterradoras si te atrapan. Existe la sensación de que este podría ser un torneo muy malo para los aficionados”.

En estas horas se conoció la historia de Nas Mohamed, el “primer qatarí en salir públicamente del clóset”, que afirmó que lo hizo para contar su propia historia y dar a conocer la de todos los miembros de la comunidad LGBTIQ+ en ese país, que sufren limitaciones extremas.

Según Nas Mohamed, en Qatar “todos ocultan su sexualidad y tienen miedo de hablar del tema o de confesárselo a alguien”. Esto se debe a que en la Policía qatarí hay un equipo dedicado a “cazar” personas LGBTIQ+, y cuando encuentran a algún miembro de la comunidad, le quitan el teléfono y hurgan dentro de sus contactos para tratar de ubicar a otros.

En diciembre del 2021, Nasser Al-Khater, presidente del comité organizador de la Copa del Mundo 2022 en Qatar, confirmó que “la homosexualidad no está permitida” en el emirato, pero promete que los seguidores LGTBIQ + tendrán derecho a viajar al país y asistir a los partidos.

En una entrevista concedida a la periodista Amanda Davies, para CNN, Al-Khater dijo: “En diferentes países hay más indulgencia con las demostraciones públicas de afecto. Qatar y la región son mucho más modestos y mucho más conservadores. Y esto es lo que les pedimos a los fanáticos que respeten. Y estamos seguros de que los fanáticos harán eso. Respetamos las diferentes culturas y esperamos que otras culturas respeten la nuestra”.

Asimismo, Mansoor Al Ansari, secretario general de la Asociación de Fútbol de Qatar, dijo que se estaba considerando prohibir las banderas del arcoíris en la Copa del Mundo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.