Por: Cristian Brenes.   Hace 4 días

Croacia vive una fiesta absoluta, estar en su primera final de una Copa del Mundo provoca delirio, pero saben muy bien que tienen un punto débil: las jugadas a balón parado causan sufrimiento y para conquistar el título deben frenar a una Francia experta en ejecutar su ofensiva en táctica fija.

Los croatas apenas registran cinco goles en contra en siete presentaciones con tres tiempos extra incluidos, es decir, les abomban las redes cada 136 minutos. Sin embargo, cuatro de estos tantos llegaron por intermedio de balones detenidos (80%).

Por su parte, los franceses acumulan 10 celebraciones durante Rusia 2018, cuatro de ellas fueron en pelotas paradas: dos penales, un tiro de esquina desde la derecha y un centro tras un tiro libre desde ese mismo sector. VEA: Infográfico.

(Video) Nación mundialista: ¿Cuáles son las fortalezas de Francia y Croacia?

Los galos suman con una estrategia que se volvió tendencia y arma en el Mundial, si se toma en cuenta que 69 de 161 tantos se consiguieron de esta forma.

“Hace tiempo que me decía que tenía que mejorar en las jugadas a balón parado en ofensiva. Viendo mis videos, constaté que era mejor cuando iba al primer palo o al segundo que cuando me quedaba en el medio, donde es más fácil para los jugadores que son más grandes. Ha resultado”, señaló Samuel Umtiti, quien marcó de cabeza el gol que le dio el pase a los Bleus ante Bélgica.

En el equipo balcánico buscan corregir una falencia, tras ser castigados en acciones que nacieron de un corner desde la derecha, un saque de banda desde este mismo sector, un cobro directo desde la frontal del área y un lanzamiento desde el manchón blanco.

(Video) “Somos un milagro”, reconoce el seleccionador de Croacia

El más mínimo detalle cuenta cuando se está a las puertas de ganar una Copa del Mundo y más aún en una justa mundialista en la que en ambas semifinales se abrió el marcador en la táctica fija y los juegos se definieron por un único tanto.

“Quizás esta haya sido una de las Copas más raras, porque ha demostrado que el fútbol avanzó tanto que cualquier equipo puede tener un buen bloque defensivo, organización y que no hay grandes victorias. Ser un equipo lo es todo", resaltó el técnico Zlatko Dalic.

(Video) Pogba evita el triunfalismo antes de la final ante Croacia

En el bando francés Antoine Griezmann logró dos de sus tres goles en balones detenidos, mientras que los centrales Umtiti y Raphael Varane aportaron a la causa, por lo que serán los más vigilados en la final que se disputará el próximo domingo a las 9 a. m.

Infografía Nación.