El defensor charrúa Diego Lugano salió lesionado

 5 marzo, 2014

Austria

David Alaba (izquierda) buscó el balón ante el uruguayo Nicolas Lodeiro.
David Alaba (izquierda) buscó el balón ante el uruguayo Nicolas Lodeiro.

La selección uruguaya empató 1-1 en su visita a Austria este miércoles en un partido amistoso en Klagenfurt, en una prueba que resultó exigente para su puesta a punto a menos de cien días para el Mundial de Brasil.

Los austríacos consiguieron el único tanto de los locales en el 14, por medio de Marc Janko, y ello dificultó la tarea de los uruguayos, que consiguieron reequilibrar el marcador con un tanto de Álvaro Pereira (66), que acababa de entrar en el partido.

Uruguay, que necesitó ganar un repechaje ante Jordania en noviembre para lograr la clasificación mundialista, acudió a la cita con bajas y echó de menos a Edinson Cavani, recién recuperado de una lesión y que no fue llamado por precaución. Luis Suárez no tuvo puntería pese a sus intentos y Diego Forlán, que jugó la primera mitad, estuvo desaparecido.

El seleccionador Óscar Tabárez había señalado el martes que la prioridad de este partido no era el resultado sino el rendimiento y el comportamiento.

La Celeste tuvo que trabajar duro ante un adversario incómodo y que sirvió de buena prueba para el complicado grupo que tendrá el equipo en el Mundial, junto a Italia, Inglaterra y Costa Rica.

El dato negativo de la noche para los semifinalistas del Mundial 2010 fue la lesión de Diego Lugano, que tuvo que ser reemplazado a la media hora de juego por el joven José Giménez.