Cristian Brenes. 19 febrero
Juan Bustos Golobio trata de controlar el balón ante la marca de Francisco Meza. Fotografía: Rafael Pacheco
Juan Bustos Golobio trata de controlar el balón ante la marca de Francisco Meza. Fotografía: Rafael Pacheco

Satisfechos con el triunfo ante el Tigres de México, los integrantes del Saprissa alaban el trabajo del técnico Wálter Paté Centeno e insisten en que el planteamiento ante los aztecas fue el más acertado para soportar al conjunto dirigido por el brasileño Ricardo Tuca Ferreti.

El volante Michael Barrantes señala que el sacrificio del plantel es meritorio, al cumplir el planteamiento que les pidió el entrenador.

“Nosotros estamos trabajando una idea, un planteamiento. Los pocos días que tuvimos, se manejó bien ese tema. Analizamos los videos y planteamos el partido. Sabíamos que podíamos parar una línea de cinco atrás o bien de volantes. Johan (Venegas) se aplicó de maravilla y sacamos un buen resultado. No vamos a ser favoritos ante los mexicanos, pero dentro de la cancha somos once contra once. Creemos en la idea del cuerpo técnico”, aseguró Barrantes.

Por su parte, el hondureño Rubilio Castillo, lamenta la clara opción que perdió en el primer tiempo y comenta que fue una jugada inexplicable.

“Nadie quiere fallar ese tipo de acciones. Me quedó largo para hacer un mejor contacto. Es una jugada inexplicable. Fue un partido parejo y nos llevamos la victoria. Nosotros tenemos que saber que vamos cero a cero, tenemos que hacer un partido inteligente. Gracias a Dios no recibimos gol y Aaron (Cruz) estuvo a la altura. Debemos felicitarlo”, añade Castillo.

Christian Bolaños asegura que lo importante es creer en lo que se hace, en el talento para lograr resultados, como ante el Tigres.

“Demostramos que no estamos tan lejos, aunque es cierto que tenemos que cerrar allá. No nos creemos los mejores. El jugador tico, cuando hay oportunidades como estas, debe creer en el talento que hay en Costa Rica. Demostramos que sí se puede, para que la gente crea un poco más".

El argentino Mariano Torres indica que habían estudiado al Tigres, pues sabían que era un buen equipo. Además contó que le pidió la camiseta a su compatriota Nahuel Guzmán, arquero del Tigres.

El argentino Mariano Torres indicó que habían estudiado al Tigres, pues sabían que era un buen equipo. Además cuenta que le pidió la camiseta a su compatriota Nahuel Guzmán, arquero del Tigres.

“Sabíamos cómo jugaba Tigres, por lo que debíamos tener la pelota. El primer tiempo le movimos el balón, nos paramos bien, tratamos de tenerla y recuperar rápido para no darle espacios a ellos. Le pedí la camiseta a Nahuel porque es un arquero increíble. Es un gusto jugar contra él y por eso le pedí la camiseta”, confiesa Torres.