Cristian Brenes, AFP . 22 octubre

River Plate dio un golpe más a su archienemigo Boca Juniors, uno de esos que no se olvidan y que suman para acrecentar el dolor de los Xeneizes, quienes aún no se reponen del nocaut de la final de la Copa Libertadores anterior ante los Millonarios y ahora quedaron eliminados de las semifinales del certamen suramericano ante el mismo adversario.

Esta nueva derrota puede verse como una catástrofe para Boca, que no solo no pudo cobrar revancha, sino que falló en la Bombonera y de nada le sirvió armar un plantel que para muchos era considerado de los mejores, hasta con el italiano Daniele De Rossi.

River cayó 1 a 0 en la vuelta de la serie, pero el 2 a 0 que sacó en el Monumental le valió para colarse al duelo decisivo por el cetro. Incluso, tendrá la posibilidad de revalidar su título, lo que golpearía aún más a su adversario de siempre.

Los jugadores de River Plate celebraron su pase a la final de la Copa Libertadores en la Bombonera, tras dejar en el camino Boca Juniors con un global de 2 a 1. Fotografía: AP / Natacha Pisarenko.
Los jugadores de River Plate celebraron su pase a la final de la Copa Libertadores en la Bombonera, tras dejar en el camino Boca Juniors con un global de 2 a 1. Fotografía: AP / Natacha Pisarenko.

“Este equipo tiene un poco de todo. Somos un equipo que reconoce jugar en condiciones adversas. Hoy (ayer) tuvimos que luchar y el equipo lo hizo”, dijo el técnico Marcelo Gallardo en conferencia de prensa.

El gol lo marcó el venezolano Jan Hurtado al empujar la pelota sobre la línea del arco, en una arremetida tras un centro que había bajado de cabeza el central Lisandro López, a los 80 minutos. Sin embargo, el tanto llegó muy tarde y de poco sirvió.

Gustavo Alfaro y sus dirigidos dominaron el encuentro, se lanzaron con todo lo que tenían y buscaron el triunfo a lo largo del cotejo. No obstante, la remontada nunca se dio, pese a contar con opciones claras y tener a su favor una afición que se volcó con todo a lo largo del duelo.

Los Millonarios jugarán el 23 de noviembre en Santiago de Chile un único partido contra el vencedor de la llave brasileña Flamengo-Gremio, que empataron 1-1 el primer choque en Porto Alegre y disputarán la revancha el miércoles en el Maracaná.

Gallardo, ganó siete títulos internacionales desde que asumió en 2014, incluidas dos Libertadores. River ganó cuatro veces la Copa, incluida la última en el superclásico trasladado a Madrid en 2018 (3-1), y Boca la conquistó seis veces.

“Tengo una felicidad enorme por los jugadores y por nuestra gente que debe estar muy feliz por jugar una nueva final dejando de nuevo afuera a Boca”, añadió el DT.