AFP .   22 diciembre, 2018

River Plate, en la víspera de su esperado regreso a casa para festejar la Copa Libertadores, pudo al menos irse del Mundial de Clubes con el consuelo del tercer puesto, tras vencer 4-0 al Kashima Antlers japonés, este sábado en Abu Dabi.

El duelo entre los dos perdedores de las semifinales se decidió con goles de Bruno Zuculini (24'), Pity Martínez (7'3 y 90+3') y el colombiano Rafa Santos Borré (89').

Los jugadores de River Plate tras terminar el juego por el tercer lugar. Foto: AP

Pity Martínez, que había fallado un penal durante el tiempo reglamentario en la semifinal perdida el martes ante el Al Ain en la tanda desde el punto fatídico, pudo despedirse con un mejor sabor de River, antes de iniciar su aventura estadounidense en el Atlanta United.

Santos Borré, por su parte, acabó el torneo con tres dianas.

River, que el martes había caído inesperadamente en los penales de semifinales ante el Al Ain emiratí, ha tenido en cualquier caso la peor actuación de un equipo argentino en esta competición, ya que todos los representantes anteriores pudieron disputar la final.

Con el tercer puesto de este sábado, los 'Millonarios' pudieron por lo menos evitar empeorar la peor actuación de la historia de un equipo de la Conmebol, igualando el bronce simbólico con el que habían terminado los otros equipos sudamericanos derrotados en semifinales en el pasado, los brasileños Inter de Porto Alegre (2010) y Atlético Mineiro (2013), y el colombiano Atlético Nacional (2016).

Con su participación en el torneo concluida, River Plate podrá por fin regresar a casa. Tras tener que jugar la final de la Libertadores en Madrid, donde superó 3-1 a Boca Juniors el pasado 9 de diciembre, voló a Emiratos para disputar este torneo.