14 julio, 2011

San Salvador. ACAN-EFE Miembros del Comité Ejecutivo de Selecciones Nacionales ( Cesen ) presentaron ayer su renuncia a la Federación Salvadoreña de Futbol (Fesfut) en medio de la investigación de la FIFA por la supuesta venta de partidos de la selección salvadoreña y del FAS.

“Pusimos todos nuestro empeño para cambiar la situación de nuestro futbol nacional, pero nos fue imposible lograr nuestro objetivo debido al arrastre histórico de malas prácticas, negligencias y desidias que impera en la dirigencia y jugadores del futbol nacional” , justificó en rueda de prensa Carlos Escobar, exmiembro del Cesen.

Junto a Escobar (directivo del Grupo Roble de bienes raíces) renunciaron los empresarios José Roberto Dutriz (dueño de las publicaciones El Gráfico y La Prensa Gráfica ), Antonio Rodríguez (presidente de la telefónica Digicel), Jorge Rajo y Óscar Flores.

De los siete integrantes del comité solo se quedaron Carlos Méndez Florez, quien también es el presidente de la Fesfut, y Rafael Villacorta, también integrante de ese organismo rector.

“ Con la retirada de los empresarios peligra también el aporte económico que daban”, publicó El Diario de Hoy.

Según este medio local, Digicel “aportaba a las selecciones nacionales más de un millón de dólares en patrocinio”.

Por su parte, Villacorta calificó la renuncia de sus compañeros como un “exabrupto”.

La semana pasada la Fesfut entregó a la FIFA información sobre los encuentros amistosos de la selección salvadoreña con su similar de Costa Rica y Estados Unidos, ambos disputados en 2010. Presuntamente en dichos encuentros hubo algunas “ anomalías”.

También en esa oportunidad la Fesfut trató con la FIFA el presunto arreglo de dos partidos durante la Liga de Campeones de la Concacaf 2010, en el que directivos y jugadores del equipo local FAS están involucrados.