Fútbol Internacional

Real Madrid y Barcelona definieron emocionante duelo en tiempos extra

El Real Madrid sufrió para imponerse 3-2 al Barcelona en la prórroga y meterse en la final de la Supercopa de España, este miércoles en el estadio King Fahd de Riad.

Un gol de Vinicius adelantó al Real Madrid (25), Luuk de Jong equilibró (42), Karim Benzema hizo el 2-1 (72), pero Ansu Fati igualó de nuevo (83) para el Barça, llevando el encuentro a la prórroga, donde el uruguayo Fede Valverde hizo el 3-2 definitivo (98).

El equipo blanco espera ya en la final de la Supercopa a su rival, que saldrá del encuentro que disputarán el jueves el Athletic de Bilbao y el Atlético de Madrid.

El Real Madrid volverá a luchar por un trofeo que ganó por última vez hace dos años frente al Atlético, en la primera ocasión en que la Supercopa se disputó en Arabia.

Los blancos acabaron imponiendo su pegada este miércoles en el primer Clásico oficial disputado fuera de España, ante un correoso Barça, que reaccionó en el marcador hasta en dos ocasiones y demostró encontrarse en línea ascendente.

El Barcelona buscó hacerse con el balón desde el inicio del partido ante un Real Madrid, que se mostraba cómodo esperando a los azulgranas para salir al contraataque.

Vinicius muestra el camino

La presión alta de los azulgranas tratando de robar pronto la pelota, abría unos espacios que Vinicius y Marco Asensio trataron de aprovechar corriendo por la banda.

El joven brasileño, que mantuvo un constante duelo con su compatriota Dani Alves y el uruguayo Ronald Araujo, avisó con un disparo que detuvo Marc André Ter Stegen (12).

Poco después, Vinicius se fue en carrera aprovechando un robo de balón de Benzema a Busquets para hacer el 1-0 (25), en una nueva buena asociación de la pareja atacante merengue.

El Barcelona no se vino abajo sino que reaccionó en busca del empate con llegadas por las bandas para poner balones al área desde los costados, por donde aparecían Ousmane Dembélé y el recién fichado Ferran Torres.

Tras dos peligrosos remates de cabeza de Luuk de Jong (30, 32) parados por Thibaut Courtois, el holandés cortó un despeje de Militao en boca de gol, rebotando el balón en el palo y entrando en la portería blanca (42).

El empate animó al Barça, que empezó a mostrarse más dominador en el inicio del segundo tiempo ante una Real Madrid, que volvió del descanso algo impreciso en los pases.

Las sucesivas entradas de los jóvenes Pedri (45), Nico (77) o Ansu Fati (65) dieron aire e impulso a los azulgranas.

El equipo blanco siguió dejando el balón al rival tratando de encontrar sus ocasiones en velocidad, buscando las carreras de Vinicius.

Los merengues fueron adelantando líneas y presión con el paso de los minutos hasta pasar más tiempo en el área contraria.

Benzema avisó con un disparo al palo (69) y poco después, aprovechó un pase de Carvajal al centro del área para hacer el 2-1 (72).

Valverde remata

Con el Real Madrid controlando las llegadas del Barça, el partido parecía encaminarse hacia una victoria blanca, pero casi sobre la campana, el joven Ansu Fati sorprendió elevándose en el área para cabecear un centro de Jordi Alba y poner el 2-2 en el marcador (83).

El tanto llevo el partido a la prórroga, en la que el Barcelona siguió arriesgando, presionando muy arriba lo que aprovechó el Real Madrid para matar el partido al contraataque.

Casemiro abrió a la derecha para Rodrygo que centró al área, Vinicius dejó pasar el balón y llegó Valverde, que había entrado en el 82 por Modric para rematar y hacer el 3-2 (98).

Otra vez por debajo en el marcador, el Barcelona se lanzó a por el empate que pudo llegar en dos disparos consecutivos de Busquets y Dembélé, que atajó Courtois (101) para garantizar la victoria merengue.