Cristian Brenes. 6 abril

Si hay un torneo en el orbe que sabe jugar y muy bien el Real Madrid es la Champions League, por algo es el máximo ganador con 13. Su historia lo avala para que nadie lo menosprecie y las noches mágicas de los blancos son recurrentes, es más este martes ante el Liverpool tuvieron una más y sacaron un 3 a 1 contundente, con el que encaminan su pase semifinales y envían un claro mensaje.

El Madrid no es claro dominador en la Liga, se ubica tercero a tres unidades del líder Altético de Madrid; sin embargo, la Champions es su esencia y pese a bajas importantes como las de Sergio Ramos y Raphaël Varane (positivo por covid-19), sacó la faena muy a su estilo.

Vinicius Junior fue el héroe inesperado y consiguió un doblete que de paso aleja un poco de las múltiples dudas que siempre lo han rodeado por su rendimiento

“Hemos hecho todo muy bien y realizamos todo lo que el entrenador nos pidió... La gente de afuera puede hablar, yo siempre sigo trabajando y tengo la confianza necesaria para hacer lo que el equipo necesita de mí... Trabajo mucho, soñé en jugar en el Real Madrid y con los mejores del mundo, así que por eso señalé el escudo y lo celebré así”, dijo el brasileño a ESPN en la transmisión del compromiso.

Vinicius golpeó apenas en el minuto 27, tras una buena asistencia de Toni Kroos, mientras que Marco Asensio aumentó la cuenta con una gran definición, luego de una transición rápida en el 36′.

El brasileño del Real Madrid Vinicius Junior se tocó el escudo al celebrar sus tantos ante el Liverpool, en el juego de ida de los cuartos de final de la Champions League. Fotografía: GABRIEL BOUYS / AFP.
El brasileño del Real Madrid Vinicius Junior se tocó el escudo al celebrar sus tantos ante el Liverpool, en el juego de ida de los cuartos de final de la Champions League. Fotografía: GABRIEL BOUYS / AFP.

Jürguen Klopp y los suyos lucieron desconcertados y en la primera parte no encontraron los caminos para llegar con peligro, pese a tener más posesión de la pelota.

Este Liverpool no es ni de cerca el mismo de la temporada anterior, en la que logró el cetro doméstico cómodamente. El de ahora ocupa el puesto siete en la Premier League y está a 25 unidades del líder Manchester City.

Más allá de que reaccionó en el 51′, con el tanto de Mohamed Salah, no soportó el ritmo y terminó cediendo más terreno. El propio Vinicius puso el 3 a 1 definitivo. Luka Modrić asistió esta vez al delantero, tras un cobro de saque de banda y una desatención inaceptable a este nivel.

Si bien es cierto, la vuelta será el próximo 14 de abril en Anfield, los Reds tendrán que mostrar una cara totalmente opuesta o de lo contrario, se ratificará la presencia del Real en las semifinales.

Este resultado no podría ser mejor para un Madrid que ahora se enfoca en encarar el clásico ante el Barcelona, este sábado a partir de la 1 p. m.