Juan Diego Villarreal, AFP . 21 octubre
El arquero belga Thibaut Courtois no puede ocultar su desilusión, tras el tercer tanto del Shakhtar Donetsk de Ucrania, que derrotó 2-3 al Real Madrid en el estadio Alfredo di Stefano. AFP.
El arquero belga Thibaut Courtois no puede ocultar su desilusión, tras el tercer tanto del Shakhtar Donetsk de Ucrania, que derrotó 2-3 al Real Madrid en el estadio Alfredo di Stefano. AFP.

El Real Madrid tuvo un desastroso arranque en la Liga de Campeones 2020-2021 al perder 3 a 2 en casa ante el Shakhtar Donetsk ucraniano, este miércoles en la primera jornada del Grupo B, disparando las alarmas a tres días del clásico en Barcelona.

Los merengues, en un terrible primer tiempo, se fueron al descanso perdiendo 0-3 ante la mirada atónita del francés Zinedine Zidane, en el Estadio Alfredo di Stefano de Valdebebas.

El brasileño Tetê (minuto 29′), un tanto en contra del francés Raphael Varane (33′) y el israelí Manor Salomon (42′) encarrilaron el partido para el Shakhtar con un juego solvente por las bandas y efectividad frente al marco.

En la segunda parte, el croata Luka Modric (54′) y el brasileño Vinicius Jr (59′) acortaron para los blancos, pero sin poder evitar la derrota.

Para el cuadro blanco es su segunda derrota en casa, en menos de una semana, al caer el sábado anterior 0-1 frente al Cadiz por la Liga Española, con anotación del hondureño Anthony Choco Lozano. La primera victoria del exequipo del salvadoreño Jorge Mágico González como visitante ante el Real.

Este resultado adverso, ante un rival con importantes bajas por casos recientes de covid-19 en su plantel, complica ya de entrada el camino del Real Madrid en la Champions, en un grupo con rivales de peso, que completan el Inter de Milán y el Borussia Mönchengladbach.

El rey de la competición, que ostenta el récord de títulos con 13, se reencontraba con el torneo después de la decepción del pasado curso, cuando cayó en octavos de final ante el Manchester City y quedó fuera de la ‘Final 8’ de Lisboa.

Los merengues enfrentarán a los catalanes el próximo sábado a las 8 a. m., hora costarricense, en el Camp Nou.