AFP . 23 junio

El Barcelona se impuso 1-0 en su campo, ante el Athletic de Bilbao, en la jornada 31 de La Liga, lo que le permitió recuperar provisionalmente el liderato del campeonato y meter presión al Real Madrid.

Un gol de Ivan Rakitic (minuto 70′) le dio la posibilidad al Barça de encabezar provisionalmente el certamen local, con tres puntos de ventaja sobre el Real (68 a 65), obligado a vencer este miércoles a un Mallorca que lucha por la salvación.

En el primer día, desde la reanudación del campeonato, en que fue titular el tridente ‘GSM’ formado por Leo Messi, Luis Suárez y Antoine Griezmann, pero el equipo catalán sufrió para acertar con la portería contraria.

El Athletic, que se había impuesto en el partido de ida en la capital vizcaina, supo diseñar una maraña defensiva en la que el conjunto culé no lograba encontrar los huecos para hacer daño, pese a los continuos intentos de la ‘GSM’.

Messi, estrechamente vigilado, al punto de encontrarse rápidamente con hasta cuatro jugadores contrarios encima en cuanto tocaba el balón, no pudo hacer su mejor juego.

Ivan Rakitic marcó su primer gol en lo que va de la Liga de España. El tanto del croata le dio el triunfo a los culés. Fotografía: CRISTINA QUICLER / AFP.
Ivan Rakitic marcó su primer gol en lo que va de la Liga de España. El tanto del croata le dio el triunfo a los culés. Fotografía: CRISTINA QUICLER / AFP.
Cambios efectivos

El Barça tuvo el balón, pero sin profundidad, apenas inquietó la portería de Unai Simón en la primera parte, mientras el Athletic puso su empeño en desbaratar el juego azulgrana buscando sus oportunidades en rápidos contraataques, fiado en la velocidad de Iñaki Williams.

"No ha sido fácil, el Athletic lo ha hecho muy bien, ha defendido muy bien, ha hecho que no haya mucho espacio", dijo Rakitic tras el partido a la televisión Movistar+.

Con su equipo atascado, el técnico azulgrana Quique Setién trató de dar un punto de velocidad a su juego con las entradas de Riqui Puig (55′), Ansu Fati y Rakitic (64′) en la segunda parte.

Nada más entrar al campo, Ansu Fati remató por encima del larguero (65′), pero cinco minutos después, Rakitic no falló.

El croata entró desde segunda línea al área, donde Messi le dejó un balón para que Rakitic fusilara a Unai Simón (70′) y marcara su primer gol de la temporada.

El Barça se llevó una sufrida victoria para seguir con su particular pulso por La Liga con el Real Madrid, mientras por detrás, el Atlético de Madrid ganó este martes 1-0 al Levante.