Amado Hidalgo. 25 marzo

Messi y Ronaldo no se van a morir de hambre por la pandemia que azota al planeta. Pero sí es hora de que la FIFA vuelva sus ojos a ese mundo paralelo del fútbol, compuesto por miles de obreros de la pelota que sirven al espectáculo, pero son casi trabajadores informales.

Está muy bien que los futbolistas locales que ganan más de ¢500.000 hayan renunciado a la mitad del excedente de esa suma mientras dure la crisis. Eso permitirá que los demás al menos puedan cobrar su medio millón mensual. ¿Y los del Ascenso?

Hay diferencias salariales estratosféricas. Pero si el fútbol como industria puede hacer que alguien gane tanto dinero como Messi o Ronaldo, esta crisis debería servir para una reflexión y replanteo.

Está bien la solidaridad ahora. Pero no hay que olvidar que, de alguna forma, quienes dejan de ganar renuncian a lo que les sobra. Mientras que otros, antes y después del covid-19, vivían y vivirán con las mismas limitaciones.

Para brillar, las estrellas necesitan de las figuras y estas de los futbolistas comunes y silvestres. No hay espectáculo sin unos u otros. Pero los contrastes levantan muros de distancia entre unos y otros.

La FIFA se hace de la vista gorda, porque quienes engordan su alcancía son las estrellas. Pero un poco de equidad no le vendría mal a un deporte secuestrado por los intereses comerciales, donde muchos jugadores, sobre todo lejos de Europa, apenas si ganan para medio vivir.

En el último informe cuatrienal, dado por la FIFA el año anterior, se dio a conocer que sus ingresos fueron por $6.421 millones, lo cual le permitió tener una reserva de $2.745 millones. El presidente Infantino, en el 2018 cobro $2.561.665 de salarios, más aportes de seguros. Los jerarcas de Concacaf, entre ellos Rodolfo Villalobos, cobran poco más de $14.000 mensuales por servir al fútbol.

¿Se socaran la faja todos ellos ante esta crisis? ¿Sacaran el dinero de los bancos para ayudar a sus futbolistas más necesitados? ¿Qué tal si la Fedefútbol pide permiso para utilizar los $7 millones cuatrienales que da FIFA para infraestructuras para compensar a los jugadores? ¿O tal vez la Asojupro solicita que se ponga ya en marcha el fondo de $16 millones que acordaron FIFA y el Sindicato Mundial de Futbolistas ( FIFPRO) como garantía por impagos salariales a partir de julio próximo?