La serie se definirá el 27 febrero en el estadio San Paolo, casa del equipo italiano.

Por: Harold Leandro C. 20 febrero, 2014
El galés Ashley Williams, defensa de Swansea, controla el balón marcado por el macedonio Goran Pandev, delantero de Nápoles, durante el partido de este jueves de la Copa de Europa.
El galés Ashley Williams, defensa de Swansea, controla el balón marcado por el macedonio Goran Pandev, delantero de Nápoles, durante el partido de este jueves de la Copa de Europa.

El Nápoles de Italia logró sacar un empate sin goles en su visita al Swansea de la Liga Premier de Inglaterra en el juego de ida por los dieciseisavos de final de la Liga de Europa.

Ahora, el club de calcio tiene la ventaja de que el juego de vuelta será en su casa, el estadio San Paolo de Nápoles. Está programado para el 27 febrero a las 12 m. (hora de Costa Rica).

Este jueves en el estadio Liberty de Swansea, el equipo local, dirigido por el inglés Garry Monk, formó con Michel Vorm, Ashley Williams, Ángel Rangel, José Manuel Chico Flores, Ben Davies, Wayne Routledge, Nathan Dyer (Marvin Emnes, 79’), León Britton, Pablo Hernández (Jonathan de Guzmán, 56’), José Alberto Cañas (Jonjo Shelvey, 72’) y Wilfried Bony.

Nápoles, adiestrado por el español Rafael Benítez, lo hizo con Rafael Cabral (Pepe Reina, 46’), Anthony Réveillére, Miguel Ángel Britos, Henrique Buss, Blerim Dzemaili, Christian Maggio, Gokhan İnler, Marek Hamsík, Gonzalo Pipita Higuaín (Goran Pandev, 48’), José Callejón y Lorenzo Insigne (Dries Mertens, 74’).

El croata Ivan Bebek fungió como árbitro central, auxiliado por sus compatriotas Tomislav Petrović y Miro Grgic.

Etiquetado como: