Higuaín anotó el último penal para el Nápoles

 22 enero, 2015
El jugador del Nápoles Marek Hamsik (izquierda) disputa el balón con Thomas Heurtaux (derecha) del Udinese este jueves.
El jugador del Nápoles Marek Hamsik (izquierda) disputa el balón con Thomas Heurtaux (derecha) del Udinese este jueves.

El Nápoles sufrió para alcanzar los cuartos de final de la Copa de Italia que disputará ante el Inter de Milán tras derrotar en los penaltis al Udinese en un encuentro que acabó 2-2 tras la prórroga.

El equipo de Rafael Benítez no pudo ganar a una escuadra que jugó con diez jugadores durante un buen tramo de la segunda parte por la expulsión de Silvan Widmer. Sin muchos titulares, el Nápoles se atascó y vio como un rival debilitado le creó muchos apuros durante 120 minutos.

Tras los 90 minutos, que acabaron 1-1 con goles del brasileño Jorginho para los locales y del francés Cyril Thereau para los visitantes, fue el eslovaco Marek Hamsik quien puso por delante al conjunto de Benítez.

Sin embargo, en el 104', el griego Panagiotis Kone firmó tablas con otro tanto que llevó el duelo a los penaltis.

En ellos, Allan falló para el Udinese y Gonzalo Higuaín marcó el tanto decisivo que dio un pase agónico a su equipo.