Fútbol Internacional

Mundial motivó a francesa radicada en Costa Rica a hacer algo que no hacía en su país

Laura Henry está en suelo tico desde noviembre anterior, cuando la enviaron de Francia como cooperación internacional para trabajar en el Instituto Tecnológico de las Américas

El Mundial de Rusia 2018 provocó que Laura Henry, una francesa radicada en Costa Rica, hiciera algo que no suele hacer en su país.

La joven de 28 años asegura que en Francia ella no utiliza la bandera para exhibirla en la casa o en el carro.

Sin embargo, hace al menos una semana buscó una bandera y la colocó en su casa, en claro apoyo a la selección de fútbol.

La final del domingo a las 9 a. m. tiene a los galos con la esperanza de repetir la hazaña de 1998 y Henry no es la excepción.

“Por primera vez en mi vida tengo una bandera francesa en mi casa, siempre me dio un poco de miedo usarla porque siento que la extrema derecha se apropió de ella y la usan como algo racista, que es el contrario de lo que simboliza esta bandera, por supuesto. Así que hoy me siento orgullosa de poder usarla con los valores de mi país: libertad, igualdad y fraternidad. Una Francia multicultural y unida, lo que le da fuerza y me hace sentir orgullosa. Ahora nos falta ese mismo ambiente cuando organicemos la Copa del Mundo Femenina en 2019”, explicó.

Ver la fiesta que se vive en cada rincón de Francia por el papel del equipo, provoca que Laura lo extrañe aún más.

"Está de locos allá con esta fiesta del mundial. Me da nostalgia y me encantaría estar en Francia", comentó.

Henry llegó al país en noviembre anterior, debido a su trabajo. Fue enviada como parte de cooperación internacional y labora en el Instituto de las Américas, como coordinadora de América Central. Además, está sacando un doctorado en geografía.

Laura nació en París, ahí vivió sus primeros años y luego estuvo en República Dominicana desde los 10 hasta los 18 años, cuando regresó a su tierra.

“Viví el Mundial de 1998 desde Francia y fue muy emocionante. Ahora estoy lejos, pero me gustaría ver la final con franceses”.

Precisamente, Henry planea ir a la Alianza Francesa, que abrirá el domingo desde las 8:45 a. m. para recibir al público en general y especialmente a los galos, que son más de 2.900 en Costa Rica, según datos de la embajada francesa.

Por su parte, en la Dirección de Migración y Extranjeria tiene registrados 2048 franceses con residencia, según el último corte en diciembre de 2017. Pero se trata de un dato acumulado, que no discrimina si algunos de ellos ya fallecieron.

La Alianza Francesa está ubicada 200 metros oeste del Instituto Nacional de Seguros, en San José.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.