Fiorella Masís. 4 septiembre

Lionel Messi finalmente seguirá en Barcelona, anunció este viernes el medio de comunicación argentino TyC Sports.

Después de días convulsos y de un adiós que parecía irreversible, el canal de televisión informa que Messi decidió permanecer en el club hasta el final de su contrato, es decir, junio de 2021.

“El crack argentino de 33 años resolvió seguir por una temporada más para evitar tener que ir a la Justicia, algo que también podría haber significado un dolor de cabeza para su hipotético nuevo destino, que parecía ser Manchester City. Esto surgió luego de una reunión producida el martes entre su padre Jorge y el presidente Josep María Bartomeu”, detalla TyC.

Esta noticia surge menos de 24 horas después de que el padre de Messi asegurara a los medios que veía “difícil” la permanencia de Leo en el conjunto culé. Sin embargo, también evitó referirse a los rumores de una marcha al City.

“No sé. No hay nada todavía. No hablé con Pep Guardiola, entrenador del club inglés y extécnico de Messi en el Barcelona”, afirmó Jorge Messi.

Fue nueve días cuando la estrella del Barcelona sacudió el mundo del fútbol al comunicar al equipo, a través de sus abogados, la intención de rescindir unilateralmente su relación.

El seis veces ganador del Balón de Oro se acoge a una cláusula incluida en su contrato por la que podía irse libremente a otro club al terminar la presente temporada.

Pero ahí fue donde surgió el dilema, porque en el Barcelona afirman que esta cláusula expiró el 10 de junio, por lo que el contrato sigue vigente, mientras que el futbolista entiende que estos plazos se vieron modificados por el atípico calendario de esta temporada, terminada con retraso por la pandemia del coronavirus.

La Liga española también tomó su posición el pasado fin de semana y apoyó al Barcelona, anunciando que la cláusula de rescisión de Messi sigue siendo válida.

Incluso, este mismo viernes Jorge Messi insistió, en una carta dirigida a la Liga, en que la cláusula liberatoria del jugador del Barcelona de 700 millones de euros ($828 millones) no es aplicable en este caso. Insistencia que pierde fuerza ante la supuesta nueva decisión del futbolista.

El padre y agente del jugador basa su argumentación en que “la indemnización no aplicará cuando la resolución del contrato por decisión unilateral del jugador tenga efectos a partir de la finalización de la temporada deportiva 2019-2020”.

Aunque la negociación ha sido difícil desde todo punto de vista y que ninguna de las dos partes quiso dar el brazo a torcer, TyC Sports señala que el argentino evitó irse por la puerta de atrás.

Además, ahora tendrá la posibilidad de una despedida con su afición y no después del 8-2 propinado por el Bayern Múnich en la Liga de Campeones de Europa.