Juan Diego Villarreal. 4 abril
 Mason Greenwood, del Manchester United, festeja el segundo gol de su equipo. Fotografía: AFP
Mason Greenwood, del Manchester United, festeja el segundo gol de su equipo. Fotografía: AFP

El Manchester United, segundo lugar de la Premier League, remontó y venció 2-1 en su cancha ante el Brighton, este domingo en la 30ª jornada, en la que el Tottenham falló una buena ocasión de alcanzar al Chelsea en la cuarta plaza, al dejarse empatar 2-2 en la recta final frente al Newcastle.

En Old Trafford el United se situó a 14 puntos del líder destacado City (74 unidades) con una victoria trabajada ante el Brighton.

Un gol del canterano del United Danny Wellbeck, tras un centro de Neal Maupay (13), daba el triunfo parcial al equipo sureño al descanso.

Más agresivo en el segundo periodo, el United dio la vuelta al marcador con tantos de Marcus Rashford (62) y Mason Greenwood (83), que logró el premio a sus esfuerzos, tras toparse con el palo en la primera parte.

“No encontrábamos nuestro ritmo, necesitamos medio tiempo para recomponer nuestro juego. A veces tras la tregua internacional cuesta tiempo, la clave llegó al descanso”, señaló el técnico del United Ole Gunnar Solskjaer.

“No importa lo que hagan los demás, mientras ganemos y logremos los puntos seguimos en la segunda plaza. Ellos tienen un largo camino (el City) pero queremos consolidar nuestra segunda plaza”, añadió el noruego.

Mal de nuevo. La historia se repitió para el Tottenham, dirigido por José Mourinho, que ha pagado caro esta temporada la estrategia conservadora de su famoso técnico.

“No estuvimos lejos de ganar, pero al mismo tiempo nos creamos inestabilidad en el partido, con todos los errores defensivos individuales. Estoy frustrado, necesitábamos ganar”, lamentó el técnico portugués.

Tras ir perdiendo 1-0, con un tanto marcado por el brasileño Joelinton en el 28 aprovechando un error de la defensa, los Spurs remontaron gracias a los goles 18 y 19 del capitán de la selección inglesa Harry Kane (30 y 34).

Pero se metieron atrás y Joe Willock empató en el 84, por lo que el Tottenham alcanza los 15 puntos perdidos tras haber mandado en el marcador, una cifra incompatible con las ambiciones del club.

“La Premier League es dura y el fútbol es de alto nivel, cuando tienes acciones que no muestran que perteneces a este nivel, es difícil”, añadió Mourinho, muy crítico con su equipo.

Un triunfo habría permitido a los Spurs alcanzar los 51 puntos y superar por la diferencia de goles al Chelsea, que el sábado perdió 5-2 en su estadio ante el West Bromwich Albion.

Para el Newcastle el empate supone situarse con tres puntos de ventaja sobre el Fulham (18º), primer equipo en la zona de descenso.

En los otros partidos disputados este domingo el Southampton ganó 3-2 al Burnley (15º) y el Aston Villa derrotó por 3-1 a un Fulham que sigue una semana más en puestos de descenso.