Agencias y Redacción. 24 junio
Salah consiguió el segundo gol del Liverpool. Fotografía: AP.
Salah consiguió el segundo gol del Liverpool. Fotografía: AP.

El Liverpool se impuso por un claro 4-0 al Crystal Palace, este miércoles en la 31ª jornada de la Premier League inglesa, y podría ser campeón matemáticamente el jueves, si el Manchester City (2º) no vence en el terreno del Chelsea (4º).

Trent Alexander-Arnold (minuto 23), el egipcio Mohamed Salah (44′), el brasileño Fabinho (55′) y el senegalés Sadio Mané (69′) firmaron los tantos de esta cómoda victoria del Liverpool.

Los 'Reds' comienzan ya a acariciar su primer título nacional de Inglaterra en tres décadas, desde que logró el último en 1990, cuando la Premier League todavía no había adquirido su denominación actual.

El Liverpool se pone ahora provisionalmente con 23 puntos más que el Manchester City, que si gana el jueves en Stamford Bridge podrá retrasar la conquista de un título que parece, en cualquier caso, reservado para los hombres de Jürgen Klopp desde hace meses.

Después del empate del domingo en el derbi ante el Everton, el Liverpool dejó claro desde el principio en su duelo de este miércoles ante el Crystal Palace (9º) que no iba a dar más síntomas de flaqueza.

Alexander-Arnold abrió el marcador en el 23, de falta directa.

En el 44, Salah empezó a abrir distancias en el marcador, acertando en un cara a cara ante el arquero rival, tras recibir un pase desde lejos de Fabinho, que fue el autor del tercero en el 55′, con un potente disparo desde fuera del área.

Mané firmó el cuarto y definitivo en el 69′, tras recibir un pase de Salah que le permitió culminar un contragolpe con un tiro raso cruzado, en un partido que ya estaba más que decidido.

Sin público en la grada de Anfield por las medidas contra la pandemia del nuevo coronavirus, los hinchas sabrán el jueves si pueden ya ser oficialmente campeones o si la alegría se sigue aplazando un poco más.

Martial y Jiménez, decisivos

Un poco más abajo en la tabla, Manchester United (5º), que superó 3-0 al Sheffield United (8º) con triplete de Anthony Martial, y el Wolverhampton (6º), que derrotó 1-0 al Bournemouth (18º) con un tanto de Raúl Jiménez, se aproximaron al Chelsea (4º).

Tanto Manchester United como Wolverhampton, igualados a 49 puntos, se ponen ahora a apenas dos del Chelsea (51 puntos), que ocupa el último lugar de la 'zona Champions' y que recibe así una importante dosis de presión antes de su complicado partido ante el Manchester City.

Dos jugadores franceses fueron los nombres propios de la victoria del Manchester United en Old Trafford ante un Sheffield que da un paso atrás en sus aspiraciones europeas.

El primero, con el inicio del partido, fue Paul Pogba, que volvió a ser titular con los 'Red Devils' por primera vez desde septiembre, tras superar una lesión en un tobillo y un pie.

Desde entonces no había figurado en un once de partida y había disputado apenas 98 minutos durante tres partidos, con casi media hora en el empate ante el Tottenham del pasado viernes, que marcó el regreso de su club a la competición tras la pandemia del nuevo coronavirus.

El otro protagonista y el principal por su aportación fue Anthony Martial, con sus tres goles, todos ellos con tiros certeros en el área ante el arquero rival, en el primero (minuto 7) y el tercero (74′) con asistencias de Marcus Rashford, y en el segundo (44′) de Aaron Wan-Bissaka.

En el caso del Wolverhampton, su victoria sobre el Bournemouth fue con un solitario tanto del mexicano Raúl Jiménez (minuto 60′), rematando de cabeza un centro del hispano-maliense Adama Traoré.

Es el decimoquinto tanto liguero de Jiménez esta temporada, con lo que se sigue acercando al grupo de artilleros en cabeza, especialmente al máximo anotador provisional, Jamie Vardy (Leicester), que lleva 19.

En el resto de partidos, el Everton (10º) ganó 1-0 y hundió todavía más al colista Norwich (20º), mientras que el Aston Villa (19º) continúa penúltimo y en puestos de descenso al empatar 1-1 en Newcastle (13º).