Cristian Brenes. 22 junio, 2016
Lionel Messi (10) superó sin problemas la barrera de estadounidenses para colocar la pelota en el ángulo izquierdo del arquero Brad Guzan y marcar el segundo tanto de Argentina en la goleada 4 a 0. | AFP
Lionel Messi (10) superó sin problemas la barrera de estadounidenses para colocar la pelota en el ángulo izquierdo del arquero Brad Guzan y marcar el segundo tanto de Argentina en la goleada 4 a 0. | AFP

Después de 23 años de sequía de títulos de Argentina, la gran pregunta que surge en el mundo futbolero es: ¿será la tercera final consecutiva la vencida para que finalmente los albicelestes puedan festejar?

Este domingo se podrá responder esta interrogante, pero al menos ayer Lionel Messi puso a su selección a soñar y fue la figura para golear a Estados Unidos 4 a 0, en la primera semifinal de la Copa América Centenario, con lo que sellaron su pase a su tercer juego decisivo en tres años.

La amargura que vivieron Messi y sus compañeros al perder ante Alemania en el tiempo extra en el Mundial de Brasil 2014, o la frustración por quedarse con las manos vacías tras los lanzamientos desde el punto de penal contra Chile en la Copa América 2015, podrían llegar a su fin si los dirigidos por Gerardo Martino plasman en el último choque del certamen actual el dominio exhibido hasta el momento.

Para lograrlo esta vez tienen a la versión de Lio en mejor nivel y más inspirada. Ayer fue una clara muestra de ello, luego de marcar un golazo de tiro libre que se coló en el ángulo y asistir a Ezequiel Lavezzi y Gonzalo Higuaín.

Si bien es cierto Higuaín logró un doblete, los aplausos fueron para el 10 de los albicelestes ante un conjunto de las barras y las estrellas timorato, entregado a su suerte y sin ideas al ataque, al punto de no realizar un solo remate en todo el juego.

Incluso, con su tanto Messi se transformó en el goleador histórico de Argentina, con 55 dianas en 111 partidos, y superó así a Gabriel Omar Batistuta, quien logró 54 en 77 encuentros.

Además, el astro argentino se colocó segundo en la lista de mejores romperredes de la Copa América Centenario, al llegar a cinco, solo uno menos que el chileno Eduardo Vargas.

Ahora Martino y sus pupilos esperan al vencedor de la serie entre Colombia y Chile, que se disputará hoy a las 6 p. m., para verse las caras en la gran final y optar así por cortar la sequía de títulos que ya data de Ecuador 1993.

infografia