Jacques Sagot. 11 noviembre

La verdad de las cosas es muy simple: Florentino Pérez no quiere, nunca ha querido, jamás querrá a Keylor Navas. Si nuestro portero ha logrado mantener la titularidad en el Real Madrid ello se debe únicamente a la excelencia absolutamente innegable de su desempeño bajo los tres palos, y al apoyo que le prodigó a manos llenas Zidane. De no ser por estos factores, Florentino Pérez se habría deshecho de él hace mucho tiempo (desde el ya legendario fax a David de Gea).

Es imposible determinar cuáles son las razones para esta tirria irracional, inexplicable, obcecada y absurda, de parte de Pérez. Podríamos pensar que nuestro burócrata glorificado quiere tener a toda costa el que fue votado mejor portero del último mundial en las filas merengue. Pero es que su animadversión contra Navas precede por mucho la consagración de Courtois en la última justa mundialista.

Ignoro —y tampoco me interesa elucidarlas— las razones de la malquerencia y ojeriza de Pérez contra Keylor Navas. Por lo que a mí concierne, podría ser que esté secretamente enamorado de nuestro portero, y en su afán de reprimir tal sentimiento y ocultar sus íntimas pulsiones haya decidido refundirlo en la banca. Me tiene sin cuidado el motivo de su inquina y de su repudio hacia un deportista que se ha literalmente desangrado en el terreno de juego, con disciplina ejemplar, para defender a su equipo.

La batalla de Keylor por conservar su puesto ha sido realmente épica. Una demostración de fuerza de voluntad y determinación. Pero debemos de comprender que con Pérez estamos en presencia de un hombre ideático, obsesivo, enfermizo. Y con maniáticos de esta estofa no se puede lidiar. No hay absolutamente nada que Keylor pueda hacer -ya lo ha hecho todo- cuando su jefe es un hombre torvo, insincero, oblicuo y proclive a las más oscuras fijaciones. Es algo que no tiene nada que ver con el fútbol o el nivel de Keylor —que ha sido excelso—.

Estamos ante un problema que es estrictamente extra-futbolístico. Courtois no ha exhibido nada que Keylor no haya también demostrado —aun más: se ha hecho acreedor a varias goleadas en las que su actuación fue menos que óptima—. ¿Pero Florentinito quiere más a Courtois? Pues que con su pan se lo coma.

(Video) Santiago Solari: ‘Keylor es un señor y tiene toda mi admiración'