26 enero
 Fabio Quagliarella cumple una de las mejores temporadas de su carrera, al sumar 16 goles, tras marcarle doblete al Udinese, este sábado. Fotografía: AP
Fabio Quagliarella cumple una de las mejores temporadas de su carrera, al sumar 16 goles, tras marcarle doblete al Udinese, este sábado. Fotografía: AP

A sus 35 años, el delantero italiano de la Sampdoria, Fabio Quagliarella, igualó el récord del goleador argentino Gabriel Omar Batistuta, al anotar en 11 partidos consecutivos, tras cumplirse la jornada número 21 de la Serie A de Italia.

Quagliarella, quien cumple 36 años la próxima semana, marcó doblete en la victoria de Sampdoria 4-0 frente al Udinese.

El artillero italiano anotó en este partido de penal a los minutos 31 y 56. Los otros tantos de su escuadra fueron obra del polaco Karol Linetty (68’) y Manolo Gabbiadini (78’).

En la temporada 1994-1995, cuando jugaba en la Fiorentina, Batistuta había marcado en 11 partidos consecutivos, en las 11 primeras jornadas del torneo nacional. Esa campaña acabó como máximo anotador del campeonato, con 26 dianas.

El veterano Quagliarella vive una de las mejores temporadas de su carrera con la Sampdoria.

Ha firmado ya 16 tantos en la Serie A, muy cerca de los 19 que logró el pasado curso, que había sido el mejor para él. Se destaca en cabeza de la tabla de máximos artilleros del campeonato, ahora con dos de ventaja sobre el portugués Cristiano Ronaldo (Juventus) y el colombiano Duván Zapata (Atalanta).

En uno de los partidos más esperados de la fecha, el Nápoles, segundo clasificado, empató sin goles (0-0) en su visita al Milan, con lo cual el líder Juventus podría ampliar todavía más su ventaja si gana el domingo en el campo del Lazio.

Los napolitanos se ponen con 48 puntos, provisionalmente a ocho de la Juve (56), que podría acabar la jornada ampliando su margen a 11 unidades.

El partido de este sábado era especial para el Nápoles, que regresaba al estadio de la capital lombarda, donde el pasado 26 de diciembre jugó contra el Inter de Milán, en un duelo marcado por los insultos racistas por parte de la hinchada local contra su jugador senegalés Kalidou Koulibaly, que provocaron un gran revuelo en Italia.

También era el duelo de su entrenador Carlo Ancelotti contra el club rossonero, en el que brilló como jugador y timonel. El extécnico del Real Madrid y el Bayern Múnich fue expulsado por protestar en el descuento final, poco después de que su jugador español Fabián Ruiz también viera la roja en los últimos instantes.

Los protagonistas del partido fueron el colombiano David Ospina, guardameta del Nápoles, y Gianluigi Donnarumma, el arquero del Milan, que impidieron que hubiera goles, en un duelo con más ritmo y ocasiones de lo que podría hacer pensar el marcador final.

En el primer partido del sábado, el Sassuolo (9.º) venció 3-0 al Cagliari (13º), con goles de Manuel Locatelli (9), el senegalés Khouma el Babacar (45+4 de penal) y Alessandro Matri (87).

La jornada se completará este domingo con los compromisos Chievo – Fiorentina, Parma – SPAL, Bolonia – Frosinone, Atalanta – Roma, Torino – Inter y Lazio – Juventus.