AP y AFP. 13 julio

Antoine Griezmann salió al paso de las críticas de que Francia juega un fútbol mezquino con el técnico Didier Deschamps e insistió que lo único importante es que su país conquiste su segundo título el domingo, cuando enfrente a Croacia en la final de la Copa del Mundo.

Tras sucumbir 1-0 ante los franceses en la semifinal, los jugadores belgas Thibaut Courtois y Eden Hazard deploraron el estilo conservador de Les Bleus, que no tuvieron reparo en ceder la iniciativa al adversario. Un gol de cabeza de Samuel Umtiti al inicio del segundo tiempo bastó para asegurar el triunfo.

Refiriéndose a Courtois, Griezmann recordó que el arquero milita en un club que no practica un fútbol vistoso y que ganó la Liga con el Atlético de Madrid.

“Courtois jugó con el Atlético de Madrid y ganó la Liga. Ahora juega con Chelsea, ¿acaso se cree que juegan como hace el Barcelona?”, se preguntó el artillero francés en una rueda de prensa el viernes.

“No me importa el cómo. Lo que quiero es una segunda estrella en esta camiseta”, añadió el jugador del Atlético de Madrid. “Y si consigo la estrella, me da igual el estilo”.

(Video) Nación mundialista: ¿Cuáles son las fortalezas de Francia y Croacia?

Griezmann está acostumbrado a practicar un fútbol más defensivo, así lo hace en el Atlético y también se siente orgulloso de eso.

"Tengo la suerte de trabajar con el mejor entrenador en lo defensivo (el argentino Simeone), veo cosas sobre el terreno, trato de decirlas, de enseñarles a mis compañeros, así como ellos pueden enseñarme ofensivamente pequeñas cosas. Tengo la suerte de jugar con el 'Cholo', así que doy consejos y astucias para reordenarnos defensivamente", afirmó.

(Video) Pogba evita el triunfalismo antes de la final ante Croacia

El Principito se ha convertido en el primer trabajador-defensor de Francia, cuando inicia la presión en la salida rival.

"Nosotros mismos nos dijimos que teníamos que ser un bloque sólido, difícil de superar y, poco a poco, hemos mejorado, nos estamos poniendo difíciles de superar, eso es lo lindo, eso es lo bueno, y después ofensivamente sabemos que podemos marcar en cualquier momento", explicó el autor de tres tantos hasta ahora en esta Copa del Mundo.

Griezmann agregó que no tuvo que hacer "demasiado esfuerzo" para convencer a sus compañeros de equipo a la hora del sacrificio que implica este estilo.

“Si Kylian (Mbappé) y ‘Olive’ (Giroud) me ven en mi área defensiva, ellos se dicen por qué no yo. La defensa, en nuestro estilo de juego, es lo más importante, y con nuestros atacantes podemos hacer algo, Kylian en un desborde, Olive en un centro o yo una pequeña locura como me pasa de vez en cuando”, indicó.