Esteban Valverde. 7 julio
Megan Rapinoe consiguió abrir el marcador para Estados Unidos en la final ante Holanda. La figura estadounidense terminó con seis goles el Mundial. Fotografía: AFP.
Megan Rapinoe consiguió abrir el marcador para Estados Unidos en la final ante Holanda. La figura estadounidense terminó con seis goles el Mundial. Fotografía: AFP.

La selección de Estados Unidos consiguió su cuarto cetro mundial en fútbol femenino. El cuadro americano se impuso 2 a 0 a Holanda, en un partido en el que dominaron de principio a fin y el marcador pudo ser más abultado.

En el primer tiempo la gran figura del cotejo fue la guardameta tulipán, Sari Van Veenendaal, quien se encargó de negarle el tanto en tres ocasiones a las estadounidenses.

Para el inicio del complemento, el encuentro dio la impresión de tener un trámite pesado para EE.UU, sobre todo por la constante posesión de pelota sin éxito frente al marco contrario.

No obstante, una jugada en el minuto 58 de Alex Morgan provocó una falta de Staphanie Van der Gragt. La defensora holandesa intentó despejar una pelota aérea, empero su pie derecho conectó directamente con el cuerpo de Morgan; de primera entrada la central, Stephanie Frappart, no señaló infracción pero luego recurrió a la asistencia por video y no dudó en decretar penal.

El tiro fue ejecutado por la figura de los Estados Unidos, Megan Rapinoe. La delantera con un derechazo rastrero al palo izquierdo venció a Van der Gragt.

Así celebraron las estadounidenses la obtención del cetro como monarcas del planeta. Fotografía: AFP.
Así celebraron las estadounidenses la obtención del cetro como monarcas del planeta. Fotografía: AFP.

Luego de la diana las europeas se fueron con todo por el empate, hicieron sus variantes rápido para así lograr sumar atacantes y aunque consiguieron incomodar a las contrarias no pudieron anotar.

En el 69′ Rose Lavelle marcó el gol de la tranquilidad del cuadro de las barras y las estrellas. La jugadora se escapó, quitó una marca y definió de izquierda.

Ya con los dos goles a favor, los restantes 20 minutos fueron de sobra para la final del Mundial. Estados Unidos estuvo más cerca de la tercera celebración, mientras que las holandesas buscaban con ganas un hilo de esperanza.

Estados Unidos se coronó en mundial de fútbol femenino

Estados Unidos se consagró por cuarta vez monarca del fútbol femenino luego de que también se dejó las ediciones de 1991, 1999 y 2015.

Para esta edición las norteamericanas dejaron en el camino a los cuadros más fuertes como las locales Francia y las inglesas, además en la final se impusieron a las monarcas de Europa: Holanda.