AFP . 8 junio
Jennifer Hermoso (10) celebra una de las anotaciones de España ante Sudáfrica (Photo by Damien MEYER / AFP)
Jennifer Hermoso (10) celebra una de las anotaciones de España ante Sudáfrica (Photo by Damien MEYER / AFP)

El Havre, Francia. (AFP). España se estrenó en el Mundial Femenino 2019 con un triunfo 3-1 sobre Sudáfrica, ante la que remontó gracias a dos goles de penal marcados por la delantera Jennifer Hermoso y a un tanto de Lucía García, este sábado en Le Havre.

Con este triunfo, el primero de España en un mundial tras finalizar Canadá 2015 con dos derrotas y un empate, el equipo dirigido por Jorge Vilda iguala en lo alto del Grupo B a Alemania, que horas antes ganó a China por la mínima (1-0).

La estrella sudafricana Thembi Kgatlana, elegida mejor jugadora de África en 2018, había puesto por delante a su equipo con un excepcional disparo en el minuto 25.

Pero España, durante muchos minutos tensa y sin ideas, reaccionó en la segunda parte. Jennifer acertó dos veces de penal y Lucía García puso la puntilla ante una Sudáfrica que finalizó con diez jugadoras por la expulsión de Nothando Vilakazi.

“Se nos han puesto las cosas muy mal desde el principio y aún así hemos sacado el partido adelante. En el descanso teníamos claro que teníamos que ir con todo”, declaró Jennifer, elegida jugadora del partido.

En la primera parte la Roja enlazó largas posesiones sin sustancia, sin hacer daño a las Banyana Banyana, sólidas como bloque defensivo y a las que les bastaban dos o tres pases para generar situaciones de uno contra uno ante las defensas.

Así llegó el espectacular tanto de Kgatlana, un tiro a la escuadra al que no llegó la arquera Sandra Paños.

La Roja evidenciaba precipitación y prisas, sobre todo después de recibir el gol. Casi no creó peligro en la primera mitad, más allá de un lanzamiento de falta que se fue alto, por parte de Mapi León y un disparo lejano de Marta Corredera al borde del descanso que desvió la arquera Andile Dlamini.

"Hemos pagado un poco los nervios del debut en la primera parte. En la segunda, con los cambios y la gran actitud de las jugadoras hemos sabido darle la vuelta al marcador”, analizó el seleccionador español Jorge Vilda.

El técnico intentó agitar el equipo en la segunda parte con las entradas de Aitana Bonmatí y Lucía García en lugar de Amanda Sampedro y Vicky Losada.

La Roja rozó el empate con una doble ocasión de Hermoso y Mariona Caldentey. La primera se encontró con el larguero en un preciso disparo y la segunda no fue capaz de aprovechar el rechace.

Definitivamente España tenía más opciones y menos presión en las cercanías del área. Lucía García y Mariona, de potente disparo, siguieron aumentando la estadística de disparos.

Finalmente la capitana sudafricana, Janine Van Wyk, 13 años en la selección y más de 160 partidos, cometió un error de principiante, levantó la mano dentro del área en un remate y la colegiada chilena María Carvajal señaló penal. Jennifer lanzó con calidad pegado a uno de los postes y consiguió el empate.

Y en el 80′ llegó el momento del VAR en una jugada incomprensible. Vilakazi clavó los tacos sobre Lucía García tras un despeje y Carvajal acudió a revisar la acción. Señaló penal y expulsión de la sudafricana.

Jennifer, por el lado contrario a su primer gol, marcó el gol de la liberación tras una tarde de sufrimiento en Le Havre.

Con el partido roto, Virginia Torrecilla encontró al espacio a Lucía García con un genial toque y la atacante dribló con clase a Dlamini para marcar a puerta vacía.