Fiorella Masís. 19 septiembre

El portero costarricense Keylor Navas no fue el actor principal, los aplausos se los llevaron los goleadores, pero cuando el Real Madrid lo necesitó, apareció para ser uno de los artífices de la victoria de 3-0 sobre la Roma.

Keylor Navas saluda a la afición tras la victoria del Real Madrid sobre la Roma. Foto: GABRIEL BOUYS / AFP
Keylor Navas saluda a la afición tras la victoria del Real Madrid sobre la Roma. Foto: GABRIEL BOUYS / AFP

Tal como lo adelantó La Nación el martes, Navas volvió a la titularidad blanca en la primera jornada de la fase de grupos de Champions League, luego de haber sido suplente ante el Leganés y el Athletic Bilbao, en la Liga española.

Su regreso no pudo ser mejor: mantuvo el arco en cero con intervenciones determinantes y los blancos empezaron con el pie derecho la defensa del título que conquistaron en las últimas tres ediciones, con el nacional en la portería.

En el Santiago Bernabéu se toparon al equipo más complicado de su grupo, o al menos en el papel. Los otros dos conjuntos que deberá enfrentar son el Viktoria Plzen y el CSKA Moscú, que hoy igualaron 2-2 entre ellos.

Gareth Bale celebra el gol ante la Roma, el segundo del Real Madird. Foto: AP / Manu Fernandez
Gareth Bale celebra el gol ante la Roma, el segundo del Real Madird. Foto: AP / Manu Fernandez

Sin duda, el club local manejó los hilos del juego, pero hubo lapsos del segundo tiempo en los que la Roma por fin generó peligro y ahí fue el momento en que Navas protegió el cero.

No ha pasado un mes desde que el costarricense recibió su premio al mejor portero de la última Liga de Campeones y este miércoles le hizo honor a ese galardón.

Desde el inicio del cotejo, el Real Madrid se fue al frente ante un rival que solo esperaba, pero le costó abrir el marcador. Tuvo que llegar un tiro libre directo para que Isco enviara el balón al fondo, al 45′, ante un Robin Olsen inmóvil en su arco.

Jornada de Champions: Keylor Navas se luce en su regreso al arco del Real Madrid

Pero solo en esa ocasión el guardameta romano se quedó corto en su actuación, porque también por su rendimiento los merengues no hicieron más goles.

Antes del tanto de Isco, un remate de Bale pasó rozando la portería (3′) y luego Olsen hizo dos tapadas. La primera a Isco en el área pequeña (8′) y después a Ramos, quien envió un cabezazo (37′).

Hasta ese momento, Navas era el espectador más cercano, pero eso cambió tras el descanso.

El tico evidenció su madurez en la portería, pero además ‘ganó puntos’ para seguir en una titularidad que ahora se divide con el belga Thibaut Courtois.

Antes de este partido, el tema de discusión era si el nacional sería estelar o no. Por los antecedentes en el torneo europeo, la elección fue lógica y en respuesta el generaleño tuvo nota alta.

Keylor dejó números importantes, con una efectividad del 100%. Hizo cuatro tapadas y cortó un centro con sello de gol.

Su defensa se mantuvo sólida durante la mayoría de lapsos, pero en sus manos recayó la responsabilidad de dejar sin goles a la Roma. En el minuto 48 sacó un balón a mano cambiada ante el potente disparo del turco Cengiz Ünder. Era la primera aproximación seria de la Loba.

El tico tuvo algunos minutos de “descanso” cuando el Madrid volvió al frente con claros chances de gol, pero luego volvió para quitarle un balón a De Rossi en boca de arco.

Keylor Navas se saluda con Daniele De Rossi tras negarle al italiano el tanto. Foto: OSCAR DEL POZO / AFP
Keylor Navas se saluda con Daniele De Rossi tras negarle al italiano el tanto. Foto: OSCAR DEL POZO / AFP

Lo que pudo ser el empate se convirtió, dos minutos después (58′), en el segundo tanto merengue, cuando Gareth Bale finalizó un contragolpe letal del Madrid tras un pase magistral de Luka Modric.

Pero ahí no paraban las participaciones de Navas, quien al 62′ desvió el remate más complicado del duelo, cuando Kolarov disparó desde fuera del área y el arquero se estiró hasta su costado izquierdo, desviando la pelota.

La Roma se negaba a irse en cero y Navas a recibir goles. Su última víctima fue Edin Dzeko, quien cabeceó solo dentro del área y el tico reaccionó para sacar el balón (87′).

Con la tranquilidad de irse sin heridas y con los tres puntos en la bolsa, la delantera cerró el día perfecto con otro golazo. Mariano cerró la cuenta en el minuto 90′+2.

La novela de Navas vs. Courtois continuará, porque ahora la duda es quién defenderá la portería en el duelo del próximo sábado, en casa ante el Espanyol (12:45 p. m.).