Fiorella Masís. 26 octubre

El debate y la polémica parecen ser ingredientes indispensables en un clásico español, pero por primera vez en la historia aparece un protagonista que podría mermar esos elementos.

Este domingo a las 9:15 a. m. se utilizará el VAR después de 238 partidos entre el Barcelona y Real Madrid.

La tecnología del video arbitraje se emplea desde esta temporada en la liga española y ambos conjuntos ya la han probado, pero no será hasta ahora que se enfrenten con este elemento que tantas discusiones genera.

El árbitro Jaime Latre revisa una acción en un partido del Real Madrid. Foto: AFP
El árbitro Jaime Latre revisa una acción en un partido del Real Madrid. Foto: AFP

El VAR tuvo una prueba de fuego en el Mundial de Rusia 2018, pero sigue siendo visto con recelo por otras competiciones como la Champions League.

Tras la Copa del Mundo, la FIFA brindó un informe sobre los resultados de esta tecnología y catalogó su implementación como un éxito.

Se registraron 455 incidentes y se hicieron 20 revisiones en el VAR, incluida la del segundo gol de la final para Francia. Además se señaló que el acierto de los réferis sin video arbitraje en la primera ronda fue de 95%, mientras que con el VAR ascendió al 99,3%.

No faltaron los reclamos, por ejemplo, el de Brasil por un gol de Suiza que fue revisado y confirmado para los helvéticos. Por mencionar uno de ellos.

Sin embargo, la aceptación y los porcentajes de exactitud terminaron por respaldar a Gianni Infantino, presidente de la FIFA y fiel defensor del VAR.

España se unió a la tendencia del uso de tecnología y ha sido bien recibida. Eso sí, también vuelve a quedar demostrado que las polémicas son inevitables, aunque sean menores.

No se ha convertido en queja constantes de los equipos, pero sí hay críticas, sobre todo porque en algún momento los protagonistas consideraron que se debió utilizar la tecnología y no se hizo.

Uno de ellos fue Diego Simeone, en el empate 0-0 del Atlético ante el Real Madrid, en setiembre.

“Hay cuatro en el VAR arriba, cuatro abajo, se pueden equivocar, todos nos equivocamos pero sigue siendo una interpretación y no se detuvieron a ver la jugada”, comentó sobre una acción que no fue analizada.

Los árbitros siguen siendo quienes determinan cuáles jugadas son revisadas. (AP Photo/Emilio Morenatti)
Los árbitros siguen siendo quienes determinan cuáles jugadas son revisadas. (AP Photo/Emilio Morenatti)

En las primeras jornadas también hubo ejemplos de que el VAR ayuda, pero continúa siendo una decisión del árbitro si recurre a esto.

Betis y Levante lo vivieron. En el minuto 77 el bético Sergio Canales cayó dentro del área, pero el silbatero ni siquiera consideró que el contacto con el rival fuera suficiente como para revisarlo. Eso provocó el enojo del técnico Enrique Setién.

También está el otro lado, cuando el VAR llegó al rescate. En un Rayo Vallecano-Sevilla hubo dos jugadas específicas. Un gol sevillano se anuló por supuesta posición prohibida pero se rectificó y después se señaló un penal en favor del Rayo que primero se había visto como fuera del área.

Esas anécdotas en las primeras jornadas de la liga de las estrellas y también el Mundial dejan en evidencia que el VAR ayuda, pero no es el adiós de las polémicas. Al final el árbitro es quien determina según su criterio.

El clásico será otra prueba para que la tecnología intente acercar al fútbol a la justicia, mientras sea posible.