AFP . 24 febrero

El Real Madrid hizo un gran negocio ante un Atalanta diezmado por una expulsión muy drástica cuando apenas se sumaban 17 minutos de juego.

El Real Madrid parecía contento con el empate de visita, pero al final logró vencer 1 a 0 al Atalanta, en octavos de final de la Champions. Fotografía: Tiziana FABI / AFP
El Real Madrid parecía contento con el empate de visita, pero al final logró vencer 1 a 0 al Atalanta, en octavos de final de la Champions. Fotografía: Tiziana FABI / AFP

La tarjeta roja Remo Freuler inclinó la gramilla en una sola dirección y el guión se vio reducido a la posesión de pelota madridista contra el bloque defensivo italiano. Entre una y otra cosa, el partido careció de grandes emociones y fue haciendo fuerte un 0 a 0 en el marcador que parecía de piedra.

El Real Madrid ya lograba un buen resultado de visita, pese a que la ventaja numérica le daba tintes de impotencia ofensiva, cuando Ferland Mendy logró desde fuera del área el remate colocado, con conva, a media altura y pegado al poste, que nadie esperaba de su pierna “débil”, la derecha.

El mismo Mendy había sido protagonista en la jugada que hasta ese momento marcó el partido. Una incursión suya al ataque fue frenada en el borde del área por una carga de Freuler. Para muchos, la jugada ameritaba tarjeta amarilla, pues el madridista no iba de frente al marco, pero el réferi optó por la tarjeta roja con apenas un cuarto de hora jugado.

Con uno menos, el Atalanta buscó más el control frente a un Real Madrid, que dominó el balón y al que el partido se le puso un poco más favorable con la salida del delantero Duván Zapata por lesión (29).

El atacante colombiano había sido junto con su compatriota Luis Muriel los dos hombres más peligrosos del equipo italiano.

El Real Madrid, que había salido al campo con la idea de dar pausa el encuentro, vio la oportunidad con uno más de apretar al rival, dando más velocidad a su juego y acercándose con peligro a la meta defendida por Pierluigi Gollini.

Al filo del descanso llegaron algunas de las mejores ocasiones del primer tiempo para los blancos con un disparo lejano de Luka Modric (38) y un cabezazo de Marco Asensio demasiado centrado (40).

En el tiempo de descuento, Casemiro remató de cabeza a bocajarro, pero el balón lo sacó Gollini (45+1), que sostuvo a su equipo en varias llegadas del equipo blanco.

El ataque del equipo madridista acusó este miércoles la falta de su lesionado puntal ofensivo y goleador Karim Benzema.

Sin el delantero francés, Zinedine Zidane metió en la segunda parte a Mariano Díaz por Vinicius (57) para tratar de dar mordiente a su ataque con un delantero puro.

- Mendy in extremis -

El equipo merengue siguió manteniendo el control del juego ante un Atalanta, que en la segunda parte se mostró más prudente, formando un muro atrás y tratando de salir en rápidos contraataques.

El Real Madrid, con Francisco Alarcón ‘Isco’ de catalizador, movió el balón de un lado a otro del campo, pero penaba para encontrar los huecos en la maraña defensiva montada por el equipo local.

Los merengues estuvieron a punto de adelantarse en un disparo de Luka Modric, que dio un rival y se fue fuera lamiendo el palo (47).

El equipo blanco siguió manteniendo el control del partido, pero se desesperaba sin encontrar el gol y el partido parecía encaminarse a su final sin tantos.

Cuando parecía que el equipo blanco tendría que conformarse con el 0-0, Mendy cazó un balón en la frontal del área para soltar un zapatazo que se coló en la portería italiana (86).

Con el gol a favor, el Real Madrid intentó ir a por un segundo, mientras el Atalanta se lanzó a la deseperada en busca del empate, pero el equipo blanco logró mantener el resultado para encarar de manera muy favorable la vuelta en Madrid.