Por: David Goldberg J. 1 marzo, 2013

San Rafael de Alajuela. El presidente de la Federación Costarricense de Fútbol , Eduardo Li, explicó ayer que de garantizarle a FIFA la realización del Mundial Sub-17 femenina del 2014 e incumplir, Costa Rica estaría expuesta a una sanción internacional de hasta diez años.

Por eso decidió no continuar el reto y declinar de una vez a la organización del certamen.

“Básicamente sería una prohibición de participación internacional. Si eso nos pasa, moriríamos futbolísticamente. Como presidente no puedo tomar ese riesgo. Ahí sí se me vendrían todos ustedes encima”, dijo ayer en una larga y masiva conferencia de prensa en las instalaciones del Proyecto Gol.

Desde el pasado mes de noviembre, la directora de competiciones femeninas de FIFA, Tatjana Haenni externó su preocupación por los atrasos en el inicio de la construcción y renovación de la mayoría de obras como estadios o canchas, situación que hoy pasa la factura.

El jerarca federativo adujo que la noticia es sumamente lamentable y reconoció que la imagen del país se verá afectada, pero que no cree que FIFA le “cobre” la situación más adelante.

“Ellos entienden lo que pasó. Lo tienen claro. No representará mayor problema”, apuntó.

Li contó que a las 2 a. m. de ayer lo llamaron de Suiza (sede de FIFA) y aunque no dijo quien, afirmó que lo pusieron contra la pared.

“Me preguntaron que si creía que las obras estarían listas para diciembre del 2013. Porque si decía que seguíamos, el Mundial iba. Pero que era una advertencia”, adujo. Horas después, el sitio web de FIFA confirmó el retiro de la sede.

Etiquetado como: