Agencia AP. 15 junio

El VAR frustró a Perú y salió al auxilio de Venezuela, que sobrevivió los últimos 15 minutos con 10 hombres para extraer el sábado un empate 0-0 en el estreno de ambos en la Copa América.

La estrella de Perú, Paolo Guerrero, disputa un balón el futbolista venezolano Jhon Chancellor durante el partido de este sábado en la Copa América. Foto: Jeferson Guareze / AFP
La estrella de Perú, Paolo Guerrero, disputa un balón el futbolista venezolano Jhon Chancellor durante el partido de este sábado en la Copa América. Foto: Jeferson Guareze / AFP

La tecnología del videoarbitraje, novedad en esta Copa América, incidió de inmediato. Un par de goles peruanos, de Christofer Gonzales y Jefferson Farfán, fueron anulados por posiciones adelantadas cuando el árbitro colombiano Wilmar Roldán recurrió al VAR.

Una noche antes, en la inauguración del torneo, la tecnología fue lo que facilitó que Brasil saliese de su letargo al señalarse un penal de Philippe Coutinho al inicio de la segunda parte para encaminar la victoria 3-0 ante Bolivia.

Ese resultado dejó a los anfitriones en la cima del Grupo A con tres puntos. El empate en Porto Alegre dejó a peruanos y venezolanos con una unidad.

“Molesto un poco por el resultado porque merecíamos ganar”, comentó el capitán y goleador peruano Paolo Guerrero. “Ellos se encerraron bien. No encontramos el último pase, la última jugada. Hay que seguir trabajando para corregir errores”.

El solitario punto no es mal botín para Venezuela tras resistir los últimos 16 minutos en inferioridad numérica luego de la expulsión por doble amonestación de su defensor Luis Mago.

Inmediatamente a la expulsión de Mago, Perú rozó la apertura del marcador pero el arquero Wuilker Fariñez despejó en la raya un disparo de Farfán.

“Es un empate importante, rescatable”, dijo el arquero de 21 años. “Es una lástima no poder ganarlo, porque estuvo al alcance”.

En la segunda fecha de la llave, Perú se las verá el martes con Bolivia en Río de Janeiro y Venezuela irá el mismo día ante Brasil en Salvador.

Fue el típico partido en el que ambos contrincantes tenían miedo a perder, sin mirar mal la repartición de puntos. Por virtudes y deficiencias de los dos equipos, el trámite fue igualado.

El conjunto de Ricardo Gareca gritó gol mediante el remate de Gonzales tras un balón que quedó suelto. Pero el festejo quedó en nada.

Después de un primer cuarto de superioridad peruana, Venezuela pudo reaccionar al ofrecer un despliegue más intenso, aunque huérfano de un juego fluido.

La primera gran ocasión fue para la Vinotinto a los 22 minutos tras un centro al área de Jhon Murillo. El balón quedó a los pies de José Salomón Rondón, cuyo disparo fue desviado milagrosamente con el pie por el arquero Pedro Gallese.

Para el tramo final de la primera mitad, Guerrero fue el responsable de llevar zozobra en el fondo de Venezuela con un par de apariciones. La primera fue con una pelota que bajó con el pecho para probar con una volea que se fue por encima del travesaño y luego ejecutó un tiro libre que fue repelido por Fariñez.

El calor y la humedad incidieron en la Arena Gremio. La temperatura alcanzó los 28 grados y la humedad llegó al 37%. El volante peruano Christian Cueva evidenció estar disminuido físicamente y fue reemplazado por Edison Flores tras la reanudación.

A la vuelta del descanso, Venezuela fue mejor al encontrar espacios y generar peligro al contragolpe por fallos peruanos en sus salidas. Pero el equipo de Rafael Dudamel careció de claridad al momento de tomar decisiones en el pase definitivo o al encarar el arco contrario.

Y el VAR volvió a exasperar a Perú pasada la hora, impidiéndole a Farfán festejar un cabezazo que puso en las redes. Tampoco pudo con los reflejos de Fariñez.

“Fue un partido parejo. Lo merecimos ganar, con mejores ocasiones de gol para Perú”, dijo Gareca. “Lo buscamos, lo intentamos, pero no se pudo dar”.