Fiorella Masís. 15 junio

Colombia asfixió a Argentina, no la dejó sentirse cómoda en el campo, la dominó casi por completó y eso lo tradujo en una clara victoria de 2-0 en el debut de ambas selecciones en la Copa América 2019.

Apenas empezando y los chés ya están sufriendo, como les sucedió hace un año en el Mundial. Además, la derrota les trae malos recuerdos de las finales perdidas en las copas de Chile 2015 y Centenario 2016.

Roger Martinez celebra su anotación, la primera de Colombia ante Argentina en el estadio Arena Fonte Nova en Salvador, Brasil. Foto: AP /Natacha Pisarenko
Roger Martinez celebra su anotación, la primera de Colombia ante Argentina en el estadio Arena Fonte Nova en Salvador, Brasil. Foto: AP /Natacha Pisarenko

El triunfo no solo lo celebraron colombianos, también lo hicieron brasileños identificados con las camisas de la Canarihna en el estadio Arena Fonta Nova.

También representa un cambio en la historia, porque Colombia rompió con 20 años sin ganar ante la Albiceleste en este certamen, donde se veía lejano aquel 3-0 en Paraguay 1999.

“Sabíamos que habían pasado muchos años, estoy muy feliz pero la Copa no termina, el torneo sigue, vamos a disfrutar esta victoria, estoy muy contento y disfrutando”, afirmó Duván Zapata, uno de los anotadores.

Colombia se apoyó en varios pilares: velocidad, recuperación de pelotas y agresividad.

Cuando los cafeteros perdían el balón, inmediatamente estaban encima de los rivales, intentando tenerlo de nuevo en su poder, algo así como lo que quiere Gustavo Matosas al frente de Costa Rica.

El primer tiempo fue un monólogo de la selección dirigida por el portugués Carlos Queiroz y Argentina se fue al vestuario sin goles en contra de puro milagro.

Argentina's Lionel Messi gestures after failing to score during a Copa America Group B soccer match against Colombia at the Arena Fonte Nova in Salvador, Brazil, Saturday, June 15, 2019. (AP Photo/Ricardo Mazalan)
Argentina's Lionel Messi gestures after failing to score during a Copa America Group B soccer match against Colombia at the Arena Fonte Nova in Salvador, Brazil, Saturday, June 15, 2019. (AP Photo/Ricardo Mazalan)

Róger Martínez significó un dolor de cabeza para la zaga albiceleste desde el minuto 14, cuando ingresó al campo por la lesión de su compañero Luis Muriel.

Poco después de estar en cancha envió mandó un primer aviso: remate potente desviado por la defensa.

Esa acción empezó con una corrida de Juan Cuadrado, quien también puso en aprietos a los argentinos, que no encontraban la forma de generar peligro.

Incluso, el dominio colombiano empezó a generar confusión, como en el 29′, cuando un error entre el portero Franco Armani y el defensor Otamendi por poco termina siendo el primer tanto.

Pero para eso faltaba, aunque Martínez volvió a pronunciarse en el minuto 39.

Al igual que sus compañeros, Lionel Messi no podía cambiar el lento caminar de Argentina, sin asomo de jugadas importantes.

Así fue hasta la segunda mitad, y apenas en el primer minuto Leandro Paredes obligó al portero David Ospina a estirarse para desviar un balón.

Eso rompió con la Argentina de los primeros 45 minutos y daba la impresión de que habría otro juego.

Hubo un poco de eso..., hasta que Colombia así lo quiso.

Messi quebró la monotonía de su país con un quiebre dentro del área que llevaba sabor a gol, pero la zaga contrincante logró repelerlo (54′).

Después, en el minuto 65, el mismo capitán ché tuvo en su cabeza, y frente al marco, la oportunidad más clara, sin éxito.

Argentina quizá estaba viviendo su mejor momento, pero Colombia nunca renunció a la velocidad de sus futbolistas y el contragolpe.

Su insistencia en gran parte del juego por fin encontró la recompensa con un golazo de Róger Martínez, quien corrió por el lado izquierdo, recortó al centro y remató con fuerza. Imposible para Armani (70′).

La reacción de Messi y compañía fue casi imperceptible, sobre todo cuando el marcador aumentó en su contra.

Los cambios que hizo Queiroz tuvieron mucho más impacto que los de Lionel Scaloni. Por ejemplo, el de Duván Zapata, delantero que con cinco minutos en cancha selló la victoria, también a punta de rapidez y una defensa rival lenta.

Tras este duelo, Colombia se medirá con Catar el próximo miércoles en Sao Paulo, mientras que Argentina lo hará contra Paraguay en Belo Horizonte.