Fútbol Internacional

Invicta Argentina vence a Colombia 1-0 y la aleja de Catar-2022

La albiceleste, sin Lionel Messi, extendió su racha de invicta a 29 partidos tras vencer a los cafeteros con gol de Lautaro Martínez, y dejó a Colombia al borde del abismo

Córdoba. La clasificada selección de Argentina extendió su racha de invicta a 29 partidos, pese a la ausencia del estelar Lionel Messi, y dejó a Colombia al borde del abismo en la clasificatoria al Mundial de Catar-2022, al vencerla 1-0 en la ciudad de Córdoba (centro).

La Albiceleste se impuso el martes con autoridad con un gol de Lautaro Martínez, a los 29 minutos, ante casi 50.000 aficionados en el estadio Mario Kempes de la ciuda de Córdoba (centro), por la fecha 16, cuando sólo restan dos jornadas para el cierre de la serie.

Los argentinos son escoltas del otro clasificado, Brasil. Los colombianos, con 17 unidades, quedaron relegados al séptimo puesto cuando quedan dos plazas directas aún disponibles y una quinta que permite una repesca con un seleccionado de una confederación asiática.

La selección cafetera arrastra el peso de siete partidos sin ganar y 655 minutos sin marcar un gol.

Adormecido, aletargado era el ritmo del encuentro. Colombia, pese a la presión de sumar puntos, sólo esperaba en modo contragolpe. Argentina no tenía ningún apuro.

Aplicaba su receta de mantener la posesión de la pelota a toda costa. Enfriar y tocar la pelota sólo con destino seguro. Jamás dividir la tenencia.

Gio Lo Celso y Alejandro ‘Papu’ Gómez eran dueños y señores del medio campo. Rotaban y hacían circular el balón Gonzalo Montiel, Germán Pezzella y Lisandro Martínez.

Resultaba sorprendente que la selección cafetera se refugiara en una actitud tan conservadora. No se lanzaban al ataque ni James Rodríguez, ni los laterales, encadenados a las marcas de Ángel Di María y Lucas Ocampos.

Juan Guillermo Cuadrado no gravitaba, lucía desconectado. Apenas brotaban destellos de Luis Díaz. O apariciones por sorpresa en el área de Miguel Borja, a quien el arquero Emiliano “Dibu” Martínez le tapó un remate a quemarropa que hubiese significado un raro empate en el primer tiempo.

La Albiceleste se había puesto arriba en el marcador con una incursión del hombre que le pone pimienta al ataque. El ‘Torito’ Martínez es el cañonero que no perdona si le dan espacio para una media vuelta en el corazón del área. Lo hizo entre tres camisetas amarillas, pues le habían perdido la marca Oscar Murillo, Johan Mojica y Wilmar Barrios.

Guido Rodríguez patrullaba fuera del área y cedía algún pase profundo a Di María, el jugador más desequilibrante, el único que producía un cambio súbito de velocidad, el que rompía la inercia del juego.

Colombia atravesaba la languidez de su séptimo partido con la pólvora mojada. ¿Qué podía despertarla? El DT Reinaldo Rueda ordenó, sin dudas, que el equipo se adelantara unos 20 metros en el campo.

El cambio táctico insinuaba que Colombia no iba a vender tan fácil una derrota. Rueda mandó a la cancha como variantes a Luis Suárez, a Víctor Cantillo y a los experimentados Radamel Falcao y Gustavo Cuéllar.

En el arco, al menos, podía confiar en el arquero Camilo Vargas (reemplazante a último momento de David Ospina) que le atajó a Di María, con elásticas voladas, tres remates de media distancia con rumbo de red.

El DT argentino Lionel Scaloni sintió entonces que podía probar jugadores que no suelen ser titulares. Con numerosas bajas por lesiones, suspensiones y covid-19, ensayó cambios con la mira en Catar.

Mojica tuvo a “Dibu” Martínez a su merced sobre la hora pero remató sin puntería. La pólvora sigue mojada.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.