Fútbol Internacional

Chelsea y Manchester United no fallan para alcanzar al Liverpool en lo alto de la Premier

Cristiano Ronaldo continúa aliado con la anotación en su regreso a los ‘Diablos Rojos’

El Chelsea, que dio un golpe sobre la mesa (3-0) ante el Tottenham este domingo, y el Manchester United, que ganó con sufrimiento y un gol de Cristiano Ronaldo al West Ham (2-1), igualaron en lo alto de la Premier League al Liverpool.

Los tres gigantes del fútbol inglés tienen 13 puntos, uno más que el Brighton (4º) y tres más que el Manchester City y el Everton, mientras que el Tottenham queda sétimo con 9.

En Londres, Ronaldo exhibió de nuevo su olfato con su cuarto gol en tres partidos desde que regresó al United doce años después de su primera etapa.

Ante el West Ham CR7 marcó en el 34 para igualar el tanto inicial del argelino Saïd Benrahma (30). Lo hizo al aprovechar un rechace del arquero Lukasz Fabianski sobre su primer remate con el exterior, tras un pase de compatriota Bruno Fernandes.

En el minuto 89 fue Jesse Lingard, 'culpable' el miércoles de un error que costó el gol de la derrota contra el Young Boys en Champions, el que se redimió con el tanto del 2-1 gracias a un disparo cruzado a la escuadra.

Y a continuación llegó el milagro de David De Gea, que salvó un penal ante Mark Noble (90+4) en una acción que el árbitro señaló por mano de Luke Shaw.

"Pasé una buena época en el West Ham pero me tuve que ir y ahora doy lo mejor con el United. He estado trabajando duro y la última semana no fue fácil, pero tuve minutos y marcar ha sido bueno", resumió Lingard, que el año pasado jugó con su rival de este domingo.

Más tarde el Chelsea, vigente campeón europeo, mostró galones para imponerse en la cancha del Tottenham con goles de Thiago Silva (49), N’Golo Kanté (57) y Antonio Rudiger (90+2)

El partido estuvo marcado por el homenaje al delantero Jimmy Greaves, campeón del mundo en 1966 con Inglaterra y fallecido este domingo a los 81 años tras haber portado la camiseta de ambos equipos.

Bien sujetado en la primera parte, el Chelsea fue superior en la segunda, gracias al cambio de su técnico Thomas Tuchel, que dio entrada a Kanté por Mason Mount.

"No estaba nada contento con los primeros 45 minutos, nos faltó intención y energía. Un partido así en la Premier, un derbi contra el Tottenham, no es solo un partido de calidad, es también agresividad y ganar duelos. Hablamos claro en el descanso", dijo Tuchel.

También brilló el lateral izquierdo español Marcos Alonso, a punto de marcar con una gran volea que despejó Hugo Lloris (47) y otra en el 53, salvada en la línea.

Entre las dos había sacado un córner perfecto a la cabeza de Thiago para abrir el marcador. Ocho minutos después un disparo de Kanté que se iba fuera lo tocó un defensa y se fue a las redes. Rudiger cerró la cuenta en el último suspiro.

"Hubo muchas cosas que salieron mal. En la segunda mitad el Chelsea tomó el control y fue un mejor equipo. Sabemos que tenemos muchas cosas que mejorar", explicó el técnico del Tottenham Nuno Espirito Santo.

El otro partido del domingo finalizó con victoria 2-1 del Brighton, sorprendente cuarto, en su estadio sobre el Leicester (12º).

Los locales se pusieron por delante con un penal marcado por el francés Neal Maupay (35).

Danny Wellbeck hizo el 2-0 en el minuto 50 y Jamie Vardy redujo diferencias en el 61.

La media hora final fue una locura, con Ademola Lookman y Wilfred Ndidi viendo cómo sus goles, que suponían el empate, eran anulados por el VAR.