AFP . 19 julio

El Chelsea jugará contra el Arsenal la final de la Copa de Inglaterra (FA Cup), el 1 de agosto en Wembley, tras imponerse 3-1 este domingo a un Manchester United que se vio penalizado por los errores de su arquero, el español David de Gea, en los dos primeros dos tantos.

Los Gunners habían logrado su clasificación el sábado, al vencer al Manchester City por 2-0.

Con goles del francés Olivier Giroud (minutos 45+11′), de Mason Mount (46′) y en contra del defensa Harry Maguire (74′). Los Blues se clasificaron para su final 14 de la FA, torneo que ha ganado en ocho ocasiones, la última en 2018.

“No les puedo pedir nada más a mis jugadores. Ni en ética de trabajo, ni en nivel de rendimiento. Estamos en un gran nivel y cuando ellos cambiaron de sistema jugamos incluso mejor”, declaró el entrenador Frank Lampard, a la BBC.

El portugués Bruno Fernandes, desde el punto de penal, recortó el marcador a cinco minutos para el 90, sin tiempo para que el United amenazase el pase de los dirigidos por Lampard.

El portero del Manchester United David de Gea (negro) falló en los dos primeros goles que recibió su equipo ante el Chelsea, en las semifinales de la FA Cup. Fotografía: Andy Rain / AFP.
El portero del Manchester United David de Gea (negro) falló en los dos primeros goles que recibió su equipo ante el Chelsea, en las semifinales de la FA Cup. Fotografía: Andy Rain / AFP.

Tras unos primeros instantes de mucho control por parte de ambos equipos y escasas ocasiones de gol, el arquero español De Gea se convirtió en el protagonista del partido... a su pesar.

Una combinación entre Willian y César Azpilicueta en la banda derecha acabó con el centro del lateral español y Giroud, atento en el primer palo, acertó a meter el pie para cruzar la pelota ante el arquero que pudo hacer más.

Ese tanto llegó en el descuento de una primera parte que estuvo parada durante varios minutos para atender a los dos centrales del United, Eric Bailly y Harry Maguire, que chocaron entre ellos y el jugador africano tuvo que retirarse lesionado.

Nada más comenzar la segunda parte, el United recibió el mazazo definitivo cuando De Gea no fue capaz de atajar un disparo lejano del joven Mount, aparentemente sin mayor peligro.

Maguire completó una desastrosa actuación al enviar un centro de Marcos Alonso al fondo de la red del arco de De Gea (74), sentenciando un partido en el que el United sólo tuvo tiempo para maquillar el marcador a poco para el final.