La Bombonera vio como su equipo ganaba con diez hombres 3 a 2 a diez minutos del final

Por: Diego Ureña S. 9 febrero, 2013

San José (Redacción). Tras nueve minutos iniciales de pesadilla para Boca Juniors cuando recibió dos goles del visitante Quilmes, los xeneizes remontaron con diez hombres y le dieron la primer alegría a La Bombonera con un 3 a 2, que consiguieron a apenas diez minutos del final.

El primer partido del regreso del entrenador Carlos Bianchi no inició como él lo esperaba. Apenas al minuto cinco, los visitantes de Quilmes se fueron arriba con una diana de Wilfred Oliveira en un tiro de esquina.

Cuatro minutos más tarde, la noche se pusó más negra para los xeneizes, cuando Cristian Menéndez puso el segundo gol visitante, 0 a 2, y no llegabamos ni al 10'.

Los locales lograron un respiro antes de terminar el primer período cuando Wálter Erviti puso el descuento al 38'.

En el segundo tiempo, Boca se fue con todo a buscar al menos la victoria, mientras que Quilmes solo utilizaba el contrataque.

Al 68', llegó el esperado empate. Guillermo Burdisso puso el 2 a 2, pero su conjunto no se conformó con ese resultado.

Esa labor de ganar los tres puntos se complicó cuando en el 79', el defensor Matías Caruzzo fue expulsado por doble amarilla.

Pero apenas dos minutos después, la Bombonera estalló de alegría gracias a otra diana de Burdisso, quien se convirtió en la estrella de la noche.

Así Bianchi evitó una decepción en su regreso y los bosteros ahora estarán felices para el retorno de otra insignia, Juan Román Riquelme, que empezará los entrenamientos el lunes.