Agencia AFP. 7 enero

El Barcelona se mantuvo firme como líder destacado de la Liga española, con una victoria lógica en casa (3-0) sobre el Levante, este domingo en la jornada 18, con goles de Lionel Messi, Luis Suárez y Paulinho.

Luis Suárez celebra su anotación ante el Levante, la segunda del Barcelona, en la victoria de 3-0.
Luis Suárez celebra su anotación ante el Levante, la segunda del Barcelona, en la victoria de 3-0.

Las estrellas ofensivas del Barça volvieron a demostrar su efectividad, apenas un día después de que el equipo anunciara el fichaje del brasileño Philippe Coutinho por 120 millones de euros, una contratación a precio de oro con la que intentará pasar la página de la traumática salida en la pretemporada de Neymar hacia el París Saint-Germain.

A la espera de que Coutinho se incorpore a las órdenes de Ernesto Valverde, sus nuevos compañeros no dieron ninguna muestra de debilidad.

En la clasificación, el Barça suma ya 48 puntos y se mantiene invicto en esta Liga. Resistió bien la presión que le habían enviado el sábado sus perseguidores más directos, el Atlético de Madrid (2º) y el Valencia (3º), que vencieron respectivamente a Getafe por 2-0 y al Girona por 2-1, acercándose provisionalmente a 6 y 8 puntos de los azulgranas.

Tras la victoria del domingo en el Camp Nou, el Barcelona vuelve a ponerse con 9 y 11 puntos de margen sobre ambos.

Respecto al Real Madrid, cuarto clasificado, el Barcelona está ahora con 17 puntos más, aunque los merengues tienen dos partidos disputados menos. Uno de ellos, el que juegan este domingo en el campo del Celta de Vigo.

Lionel Messi consiguió el primer gol cuando en el minuto 12 remató a la media vuelta un pase de cabeza de su compañero Jordi Alba. La Pulga golpeó sin dejar caer el balón, que dio en el palo antes de colarse dentro de la portería granota.

El tanto de la tranquilidad lo firmó en el 38' su compañero Luis Suárez, en su caso asistido por Sergi Roberto: el uruguayo recibió en el área, se acomodó el balón y envió un misil cruzado que entró por la escuadra del arco rival.

Con todo más que decidido gracias a esos goles de Messi y Suárez, el brasileño Paulinho se apuntó al festival firmando el tercero, ya en el descuento final (90'+3), tras recibir un pase de la muerte en el área de las botas de Messi.