AFP . 30 junio
A pesar de anotar su gol número 700 en su carrera deportiva, Lionel Messi salió disconforme con el empate 2-2 ante el Atlético de Madrid, que los deja en una situación difícil para ganar el campeonato. AFP
A pesar de anotar su gol número 700 en su carrera deportiva, Lionel Messi salió disconforme con el empate 2-2 ante el Atlético de Madrid, que los deja en una situación difícil para ganar el campeonato. AFP

El Barcelona empató en casa 2-2 contra el Atlético de Madrid y complica sus aspiraciones al título, tras un partido en el que la estrella argentina Lionel Messi anotó el gol 700 de su carrera.

Los catalanes (70 puntos) podrían ver como el Real Madrid (71) se escapa a cuatro puntos, si los blancos ganan el jueves al Getafe (2 p. m.), cuando restan cinco fecha para concluir el campeonato.

Los dueños de casa se adelantaron en dos ocasiones, con un autogol de Diego Costa (12′) y un penal transformado por Messi (50′).

Sin embargo, el Atlético logró la igualada con un doblete de Saúl Ñíguez, ambos desde los once metros (19′ y 62′) en dos acciones muy discutidas.

Messi anotó su penal a lo Panenka, suave y por el centro de la portería, el gol 700 de su carrera: 630 con el Barcelona y 70 con la selección argentina.

Así mismo, Messi lidera la clasificación de máximos goleadores del campeonato español con 22 goles en 28 partidos, por los 17 del segundo clasificado, el delantero francés del Real Madrid Karim Benzema.

Pero no fue suficiente para dar un triunfo a un Barça que necesitaba la victoria para seguir peleando la Liga al Madrid, teniendo en cuenta, además, que el fin de semana, el equipo azulgrana visitará al Villarreal, uno de los equipos más en forma tras la reanudación del campeonato.

Por otra parte, con un claro triunfo por 3-0 en Leganés, el Sevilla se reencontró con la victoria y suma tres puntos que le consolidan en la cuarta plaza de la clasificación, sinónimo de jugar la próxima Liga de Campeones.

El equipo andaluz, que había sumado cuatro empates consecutivos que habían posibilitado a sus rivales en la lucha por la Champions acercarse en la clasificación, reaccionó ante un rival que se mantiene en zona de descenso, a nueve puntos de una salvación que ahora mismo parece una quimera.

El joven Óliver Torres dio tranquilidad al equipo que entrena Julen Lopetegui al anotar dos tantos antes del descanso: el primero con un disparo desde la frontal (23′) y el segundo con un remate desde el interior del área tras una gran jugada personal de Jesús Navas (35′).

El hispano-marroquí Munir El Haddadi sentenció a menos de diez minutos para el final, con un derechazo ajustado a la base del palo (82).

Con 57 puntos, el Sevilla queda a dos del tercer peldaño del podio que ocupa el Atlético, pero más importante, aventaja en cinco al Getafe, que el jueves recibirá al Real Madrid.