Equipo holandés ganó por la mínima en el cierre del juego y se enfila a octavos de final

Por: Katherine Chaves R., Randall Corella V. 21 febrero, 2014

El AZ Alkmaar, donde milita el portero costarricense Esteban Alvarado, obtuvo ayer un valioso triunfo a domicilio ante el Slovan Liberec, de República Checa.

El costarricense Esteban Alvarado (de verde), se abraza con sus compañeros del AZ Alkmaar Nick Viergever y Etienne Reijnen (atrás), tras el juego ganado al Liberec en República Checa. | AFP
El costarricense Esteban Alvarado (de verde), se abraza con sus compañeros del AZ Alkmaar Nick Viergever y Etienne Reijnen (atrás), tras el juego ganado al Liberec en República Checa. | AFP

Un gol de Nick Viergever, al minuto 89’, le deparó la victoria al cuadro holandés, en el juego de ida por los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League.

El guardameta nacional jugó los 90 minutos del cotejo, realizado en el estadio U Nisy, en Liberec.

Aunque el cuadro holandés tuvo mayores aproximaciones al arco rival, fue al cierre del encuentro que pudo romper el cerrojo impuesto por el cuadro local.

Disputado. Aunque durante la primera parte del partido predominó un fútbol entrabado en la mitad de la cancha, el AZ Alkmaar fue quien gozó de mayores acercamientos al arco contrario y el guardameta nacional solo tuvo un par de intervenciones de trámite.

Para la segunda mitad, los holandeses aumentaron el asedio sobre los de casa, que prácticamente no hicieron sudar a Alvarado.

Al 89’, cuando todo hacía pensar que el juego acabaría sin goles, el lateral izquierdo Nick Viergever aprovechó un rechazo del arquero Premysl Kovar para dejar la pelota en la red.

La victoria de ayer le dio al AZ una valiosa ventaja para enfrentar el juego de vuelta, en su estadio, el próximo jueves.

A los holandeses les bastará el empate para acceder a los octavos de final del certamen. Si consiguen superar a los checos, les espera un nuevo duelo contra el ganador de la serie entre el Anji Makhachkala (Rusia) y el Genk (Bélgica).