Esteban Valverde. 13 marzo
Así lució el Parque de Los Príncipes, estadio del PSG, en el partido entre el cuadro de Keylor Navas y el Borussia Dortmund en la Champions League. Fotografía: AFP
Así lució el Parque de Los Príncipes, estadio del PSG, en el partido entre el cuadro de Keylor Navas y el Borussia Dortmund en la Champions League. Fotografía: AFP

El fútbol es una de las industrias más golpeadas en las últimas horas por el nuevo coronavirus. El balompié tiene la mayoría de sus ligas alrededor del orbe suspendidas y otras se están jugando, pero sin público en sus graderías.

Por ejemplo, en Europa las ligas grandes, como la de España, Francia, Alemania, Italia e Inglaterra están suspendidas. Además de estos países, Escocia, Irlanda, Bélgica, Portugal, Holanda, Noruega, Finlandia, República Checa, Austria, Dinamarca y Polonia tampoco tienen actividad deportiva.

Otras naciones como Bulgaria, Rumanía, Grecia y Turquía decidieron actuar, pero con las puertas de sus estadios cerradas.

Tampoco la Champions League y la Liga Europa continuarán con su actividad normal.

En Asia, China, Japón y Corea del Sur se encuentran fuera de actividad, como también Irán, Siria e Irak. Los países que decidieron continuar actuando sin público fueron Arabia Saudí, Omán y Jordania.

En África la afectación es mínima, al menos en el deporte, y las ligas que tomaron acciones fueron Egipto, Túnez y Marruecos, campeonatos que están en desarrollo, pero sin gente en las tribunas.

La Champions League de Asia se encuentra sin desarrollo.

En el continente americano, Estados Unidos decidió parar su torneo; en México no hay medidas y en Centroamérica, Costa Rica, El Salvador y Honduras tendrán actividad a puerta cerrada. Panamá suspendió el torneo.

La Liga de Campeones de Concacaf no se jugará hasta nuevo aviso.

América del Sur tiene a Ecuador con su liga paralizada, al igual que Colombia, Venezuela, Perú y Paraguay. Los que jugarán, pero sin público son Chile, Argentina, Uruguay, Brasil y Bolivia. En la tierra del tango, River Plate informó que no se presentará al partido de copa de este fin de semana.

Tampoco hay acción de Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

En las diferentes latitudes los equipos han tomado diferentes medidas para controlar a sus planillas. Por ejemplo, el Real Madrid envió a sus futbolistas a entrenar en casa, en América del Sur la mayoría de equipos continuará entrenando pese a no tener actividad y en la MLS valoran si crear un plan de preparación física para que cada jugador lo siga en su hogar.

De esta forma, la pelota está a punto de dejar de rodar en todo el planeta. El nuevo coronavirus tiene el mundo del balón impactado y ya ha logrado detener la mayoría de ligas del orbe.