Fútbol Internacional

Argentina-Uruguay, una batalla que sacará chispas rumbo a Catar 2022

El objetivo está puesto en no perder el paso rumbo al Mundial. Argentina (19 puntos), escolta al líder Brasil (27, puntaje ideal); Uruguay (16) bajó al cuarto lugar pero se mantiene entre los que logran el pase directo

Otro clásico rioplatense de hacha y tiza librarán el domingo Argentina y Uruguay en Buenos Aires, duelo de campanillas entre el talento en ataque de Lionel Messi frente al poder de gol de Luis Suárez y Edinson Cavani, por la clasificatoria suramericana al Mundial de Catar 2022.

La confrontación, una de las más antiguas del mundo, que se disputó por primera vez en 1901, será como siempre sin dar ni pedir cuartel en el estadio Monumental, con un aforo al 50% (unos 35.000 espectadores), bajo controles sanitarios por la pandemia de coronavirus.

Las incógnitas giran en torno a quién acompañará a Messi. Es posible el retorno de Lautaro Martínez, al recuperarse de una sobrecarga muscular. Ambos argentinos figuran entre los candidatos a ganar el Balón de Oro que otorga la revista francesa France Football.

Tampoco se sabe aún si el entrenador uruguayo, Óscar Tabárez, volverá a emplear el recurso de que Suárez juegue un tiempo y Cavani otro, como lo hizo el jueves en el empate frente a Colombia en Montevideo.

El objetivo está puesto en no perder el paso rumbo al Mundial. Argentina (19 puntos), escolta al líder Brasil (27, puntaje ideal), ambos con un partido menos por la insólita suspensión del clásico que iban a jugar en Sao Paulo y que terminó en escándalo por el ingreso a la cancha de inspectores sanitarios.

Uruguay (16) bajó al cuarto lugar pero se mantuvo entre los que logran el pase directo, con los mismos puntos que Ecuador pero con menor diferencia de gol.

El último clásico del río limítrofe favoreció a los argentinos, que se impusieron 1-0 en junio en Brasilia, por la fase de grupos de la Copa América de Brasil 2021. El gol lo marcó el volante Guido Rodríguez.

Cautelosos Scaloni y Tabárez

El DT albiceleste, Lionel Scaloni, elogió a Uruguay por ser “un equipo con todas las letras. Tiene una mezcla de jugadores jóvenes y otros de experiencia que aportan lo suyo”.

“Uruguay históricamente es un rival difícil para Argentina. Es una de las mejores selecciones del mundo, donde va compite. Pero nosotros no vamos a cambiar nuestra manera de jugar”, afirmó el entrenador argentino.

Argentina llega al clásico tras un empate 0-0 ante Paraguay en Asunción, otro duro encuentro, tenso y abierto que pudo ganarlo cualquiera de los dos, aunque el equipo de Scaloni fue dominador.

La Celeste viene también de empatar sin goles frente a Colombia en Montevideo, donde tuvo mejores oportunidades de salir ganador. El jueves próximo se medirá con Brasil y Argentina con Perú al completarse la triple fecha.

El ‘Maestro’ Tabárez ha declarado que los partidos contra dos gigantes suramericanos son “dificilísimos, pero posibles” de conseguir triunfos.

El partido ante los cafeteros en el Gran Parque Central le dejó a la Celeste dos bajas por lesiones, la del defensa José María Giménez y el volante Giorgian De Arrascaeta.

Suárez también había dejado el campo tras un duro choque con Yerry Mina, pero Tabárez aseguró que hizo el cambio por razones tácticas, por lo que el ‘Pistolero’ se perfila disponible.

Argentina y Uruguay se verán a las caras a partir de las 5:30 p. m. Bolivia y Perú jugarán a las 2 p. m., media hora después lo harán Venezuela ante Ecuador, a las 3 p. m. será el turno de Colombia-Brasil, mientras Chile ante Paraguay se enfrentarán a las 6 p. m.