Los argentinos tuvieron el control de balón, pero no concretaron

 5 marzo, 2014

Rumanía

Lionel Messi (izquierda), de la selección de Argentina, ante la marca del rumano, Ciprian Bourceanu.
Lionel Messi (izquierda), de la selección de Argentina, ante la marca del rumano, Ciprian Bourceanu.

La selección argentina empató sin goles este miércoles en partido amistoso ante Rumanía en Bucarest, en una de las últimas pruebas del cominado sudamericano antes del Mundial de Brasil.

Pese a que los argentinos dominaron el balón, y dispusieron de las ocasiones más claras de gol, fueron incapaces de marcar en el arco rumano en un flojo partido del astro Lionel Messi.

Fue un encuentro muy discreto de la Albiceleste, que tampoco servirá para acabar con las dudas que ofrece el equipo de Alejandro Sabella, sobre todo en el aspecto defensivo.

A Rumanía, una selección incapaz de clasificarse para un Mundial desde 1998 y que apenas presionó a Argentina, le sobró con alguna jugada de contragolpe para inquietar el marco defendido por Sergio Romero, uno de los destacados en la Albiceleste pese a su inactividad en el Mónaco francés.

Los locales, incluso, pudieron ganar con un gol anulado en el primer tiempo, en una dudosa jugada en la que supuestamente el balón se marchó por la línea de fondo.

Solo al final, por el bajón físico de los rumanos, los argentinos parecieron tener controlada la situación e incluso pudieron marcar por medio de Ezequiel Lavezzi (84') en una de las últimas jugadas de peligro del partido.