Steven Oviedo. 22 junio, 2018
Ahmed Musa celebra su anotación frente a Islandia. / AFP PHOTO / Mark RALSTON
Ahmed Musa celebra su anotación frente a Islandia. / AFP PHOTO / Mark RALSTON

La victoria 2-0 de Nigeria ante Islandia le devuelve un poco de esperanza a Argentina, que aún puede llegar a los octavos de final de Rusia 2018.

Dentro de los panoramas que se podían presentar en el grupo D de la Copa del Mundo, el triunfo de los nigerianos es el mejor escenario que podía afrontar la Albiceleste.

Con este triunfo el grupo queda liderado por Croacia con seis puntos, completamente clasificado a los octavos de final, seguido por Nigeria con tres puntos.

Luego aparecen Islandia y Argentina, quienes tiene un punto, pero el gol diferencia favorece a los europeos que poseen un -2 y los sudamericanos un -3.

Los partidos de la tercera jornada en este grupo tendrán a Nigeria ante Argentina este martes en San Petesburgo al medio día, mientras que Croacia jugará a la misma hora ante Islandia, pero en el Rostov Arena.

Ante estos números, Argentina necesita una victoria ante Nigeria, con lo que superaría a los africanos llegando a cuatro puntos, por lo que tendría que esperar lo que pase en el otro partido.

Con el gane de Argentina, si Islandia empata o pierde contra Croacia, La Albiceleste entra a los octavos de final como segundo de su grupo.

Si Islandia también gana su partido ante los croatas entrará a regir el gol diferencia, pues ambas selecciones tendrían cuatro puntos.

En este apartado Islandia tiene ventaja ante Argentina, por lo que si ambos ganan los sudamericanos están obligados a ganar por un gol más que los islandeses.

Un empate o una derrota ante Nigeria deja totalmente eliminada a Argentina de Rusia 2018.

En el caso de Nigeria, un empate le bastaría para ir a octavos de final, siempre y cuando Islandia no triunfe por dos goles de diferencia.