Fiorella Montoya. 11 junio
Alex Morgan (izquierda) celebró en cinco ocasiones mientras que la capitana Rapinoe (derecha) en una durante la goleada estadounidense. AP Photo/Alessandra Tarantino
Alex Morgan (izquierda) celebró en cinco ocasiones mientras que la capitana Rapinoe (derecha) en una durante la goleada estadounidense. AP Photo/Alessandra Tarantino

Estados Unidos por sí solo ya era el favorito para repetir lo hecho en Canadá 2015, obtener el cetro de la máxima competición mundial femenina de fútbol. Plantada en el Grupo F con Tailandia, Chile y Suecia, las norteamericanas buscan mantener su título y así lo demostraron este martes cuando en el primer partido demostraron su poderío, al ganar con un contundente y abultado 13-0 sobre el conjunto tailandés.

El marcador rompió con las demás goleadas reportadas, a nivel femenino, pues supera el 11-0 de Alemania ante Argentina en el 2007 y la más reciente en el 2015, cuando nuevamente las germanas protagonizaron un 10-0 ante Costa de Marfil.

Además, es más abultado que las goleadas en mundiales masculinos, ya que la máxima fue en 1982 cuando Hungría le anotó un 10-1 a Honduras.

La supremacía de las norteamericanas fue muy marcada no solo por ser las campeonas mundiales, sino porque en el área de Concacaf no encontraron un rival de peso, ya que superaron invictas la eliminatoria rumbo a Francia 2019 y se dejaron el triunfo juntamente con su pase a la Copa Mundial.

El conjunto de las Barras y las Estrellas avanza de la mano de Alex Morgan, quien en cinco ocasiones vulneró la meta tailandesa y con esto iguala la mayor cantidad de goles anotados en un partido de la Copa Mundial Femenina. La delantera, incluso supera sus propios números, ya que en los dos mundiales anteriores marcó la suma de cuatro tantos, cifra que superó este martes.

Anotaciones:

Alex Morgan 12’, 53’, 74’, 81’, 87’

Rose Lavelle 20’, 56’,

Lindsey Horan 32’,

Samantha Mewis 50’, 54’,

Megan Rapinoe 79’

Mallory Pugh 85’

Carli Lloyd 90′

Las dirigidas por Jill Ellis buscarán continuar con el título en sus manos y el próximo 16 de junio deberán enfrentarse al conjunto de Chile y posteriormente cerrar su participación en fase de grupos ante Suecia.