17 agosto, 1997

Diego Maradona dijo ayer que no tiene ninguna posibilidad de jugar para la selección argentina de futbol, en la que sería su quinta aparición en una Copa del Mundo, en Francia 98.

El astro de 36 años, que todavía es adorado por los hinchas argentinos a pesar de sus ya habituales escándalos y su adicción a las drogas, sostuvo en conferencia de prensa, realizada en Mar del Plata, que este último regreso no lo llevará al mundial.

"No tengo esperanzas en jugar el Mundial de Francia", declaró el ídolo desde el balneario atlántico donde su club Boca Juniors realiza una preparación especial para afrontar el próximo torneo Apertura.

Maradona fue el líder y capitán de la selección argentina que ganó la Copa del Mundo en México 86 y que luego cayó ante Alemania en la final de Italia 90, pero fue expulsado de Estados Unidos 94 tras dar positivo por efedrina en un control antidopaje.

El argentino, que ya había sido suspendido en Italia, donde brilló para el club Nápoles, por consumir cocaína, realizó varios retornos a la práctica activa del futbol, pero los últimos fueron efímeros.

El último tuvo lugar hace unas pocas semanas, cuando pisó nuevamente el césped con la camiseta de su adorado Boca Juniors, popular club que representa a un barrio ubicado frente al puerto de Buenos Aires y en el cual se asentó una numerosa colonia de inmigrantes italianos.

Pero Maradona, quien en algunas oportunidades, especialmente cuando la selección juega mal, dijo que le gustaría volver a representar a su país, expresó que en la actualidad su único objetivo es salir campeón con Boca.

"Aunque sé que depende en gran parte de cómo me vaya en el torneo Apertura, no es algo que me quite el sueño", agregó sobre la posibilidad de que si vuelve a jugar en su mejor nivel el técnico del seleccionado, Daniel Passarella, se sienta presionado para convocarlo.

La magia de Maradona fue reemplazada por la gambeta del joven Ariel Ortega, del club español Valencia, mientras que la cuota goleadora la aportaron Gabriel Batistuta, actualmente fuera del equipo, y luego Hernán Crespo, ambos con destacadas actuaciones en la liga italiana.