6 julio, 2008
 Los jugadores Boyacá Chicó levantan el trofeo del Torneo Apertura colombiano, tras ganar 4-2 por penales al América de Cali en el partido de vuelta de la final, en Tunja, centro de Colombia, el 6 de julio de 2008. Boyacá Chicó levanta la Copa | AFP
Los jugadores Boyacá Chicó levantan el trofeo del Torneo Apertura colombiano, tras ganar 4-2 por penales al América de Cali en el partido de vuelta de la final, en Tunja, centro de Colombia, el 6 de julio de 2008. Boyacá Chicó levanta la Copa | AFP

BOGOTA (AFP) Boyacá Chicó, con su gran figura Miguel Caneo, se coronó este domingo campeón por primera vez del fútbol colombiano, tras batir 4-2 por penaltis al América de Cali, en el partido de vuelta de la final del Torneo Apertura-2008 disputado en su cancha de la ciudad andina de Tunja.

Los equipos empataron 1-1 (parcial 1-0) en el tiempo reglamentario con goles de tiro penal de Caneo, al minuto 36 por el Chicó, y del delantero de la selección panameña Luis Tejada, al 85 para los 'Diablos rojos'.

En el compromiso de ida, jugado el miércoles en el estadio Pascual Guerrero de la ciudad de Cali (suroeste), también habían igualado 1-1.

Con el título los 'ajedrezados' se hicieron acreedores al primer cupo de Colombia para la Copa Libertadores de América-2009.

Caneo, con 14 tantos, llegó a la cima de la tabla de artilleros y se consolidó como el mejor jugador extranjero de la temporada.

El flamante campeón compite desde hace cinco años en primera división y de su nómina hace parte el mexicano Mario García, expulsado en Cali.

"Es una inmensa alegría por la gente, por todo, nos costó muchísimo", declaró Caneo, de 24 años y formado en las divisiones menores del argentino Boca Juniors.

"Estoy agradecido con todo el mundo, era la mejor manera de devolverles todo ese cariño", agregó durante la celebración en el estadio La Independencia de Tunja (160 km al norte de Bogotá), adonde concurrieron 13.000 espectadores.

El local controló la pelota en el primer tiempo, pero tuvo dificultades para pisar el último cuarto de cancha.

Al minuto 4 el arquero del cuadro americano, el uruguayo Adrián Berbia, manoteó con dificultad un remate de cabeza en el área, dejando la impresión de que la pelota traspasó la línea de gol.

Los 'Diablos rojos', del atacante panameño Luis Tejada, neutralizaron la ofensiva boyacense pero fueron anémicos en ataque, registrando apenas una incursión a los 33 minutos cuando Adrián Ramos se lo perdió solo frente a la portería.

La pena máxima nació de una falta de Berbia sobre Frank Pacheco. Caneo cobró de derecha a la raíz del palo izquierdo y la bola rozó el guante del golero.

En la parte complementaria el visitante fue más agresivo, generando dos opciones de gol por intermedio del seleccionado panameño y Ramos.

Ese empuje lo llevó al empate a cinco minutos del final, tras falta de Ever Palacios sobre Ramos. El canalero Tejada fusiló al cuidavallas, obligando a la definición por penaltis, en la que los visitantes fallaron en dos ocasiones.

América, uno de los clubes más populares del balompié cafetero, buscaba la decimotercera estrella después seis años de ausencia en una final y de una década en que vivió la peor crisis deportiva y financiera de su historia.

Los 'escarlatas' disputaron la final de la Copa Libertadores en 1985, 1986, 1987 y 1996, pero nunca la ganaron.

© 2008 AFP