Foros

Un reportaje malogrado

Carta abierta de la Ministra de Salud a Greivin Moya de Telenoticias

Celebro vivir en un Estado de derecho cuyos principios promueven el respeto a la libertad de pensamiento y expresión. Eso ha generado durante los últimos 60 años el crecimiento de un periodismo independiente, investigativo y serio que hace realidad la transparencia y rendición de cuentas de quienes ejercemos la función pública.

Diferente a lo anterior son sus frecuentes, imprecisos y malogrados reportajes contra esta servidora, que se alejan cada vez más de la verdad. No sé si su propósito es separarme del cargo o también distorsionar la realidad para que la Policía me saque del despacho esposada, con el rostro cubierto y rumbo a una “perrera”, obviamente con la cámara de Telenoticias como testigo casual del momento exacto.

Según el reportaje de Greivin Moya, Telenoticias del pasado martes, tardé 12 días en contestarle y difundió como ciertos los señalamientos de la auditoría del Ministerio de Salud (MS), pero la verdad es que la Contraloría General de la República (CGR) señaló –como usted muy bien conoce– que la auditoría del MS “se excedió en sus recomendaciones” (páginas 13, 17, 21, 23 y 27 del informe R-DFOE-SSOC-0870-2010) y “que la auditoría del MS requiere mayor supervisión” (página 8 del mismo informe). No dice usted, don Greivin, que en la página 9 del informe se puede leer: “es necesario aclarar que ciertamente es procedente la modalidad de contratación utilizada por la UCR y el MS, amparados a la normativa...”.

Omite además que la CGR no solicita abrirle debidos procesos a esta servidora o a sus cercanos colaboradores, como tampoco menciona ningún conflicto de interés por la relación afectiva entre dos personas cercanas a este despacho. Omite también que la entrevista conmigo la solicitó un viernes a las 6 p. m. a mi asesor, don Roberto Echeverría, y él le contestó mediante correo electrónico el martes siguiente, no 12 días después. El correo se le envió en 3 ocasiones más con copia a los directores de Telenoticias, y nunca obtuvimos una respuesta.

Sin fundamento. La lucha por el “rating” no puede fundarse en el desprestigio de quienes cumplimos nuestros deberes; mucho menos en una postura justiciera de señalar sin fundamento, declarar culpabilidades y destruir honras ajenas con el silencio sobre los cuestionamientos del propio pasado: hay tierras que se repartieron en piñata y cheques de policía cuyas verdades hoy están huérfanas. Nunca es tarde para responder.

Don Greivin, siempre con usted, obtenemos silencio ante preguntas de interés ciudadano. Mientras tanto, yo sigo respondiendo porque no tengo hechos que ocultar.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.