Foros

La liberación del espectro 5G

El ICE debe entregar el espectro radioeléctrico para cerrar la brecha digital, tan necesario en estos momentos

En momentos en los que se vislumbra con mayor claridad la desigualdad y la brecha digital existente en la población, se torna imperante tomar decisiones en procura de garantizar el acceso a los servicios públicos y los derechos constitucionales de educación y trabajo, que han sido vulnerados en los últimos años.

Países latinoamericanos ya han licitado públicamente su espectro radioeléctrico. Las subastas realizadas en Brasil, Chile y República Dominicana rompieron el esquema recaudatorio que prima en la región y optaron por obtener de las empresas de telecomunicaciones compromisos de inversión y conectividad con vistas a cerrar cada vez más la brecha digital, ampliar la cobertura de los servicios y potenciar el desarrollo económico.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) insiste desde hace varios años en la necesidad de que el espectro para las telecomunicaciones móviles internacionales (IMT, por sus siglas en inglés) sea liberado por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

En 16 informes técnicos y jurídicos que se han emitido desde el 2012, se hace hincapié en la subutilización y desuso del espectro, cuyas bandas de frecuencias son indispensables para el desarrollo de la tecnología 5G.

La liberación de estas frecuencias se encuentra amparada por la Ley General de Telecomunicaciones, que plasma como uno de sus objetivos principales reducir la brecha digital, garantizar mayor igualdad de oportunidades y el disfrute de la sociedad de la información y el conocimiento por medio del fomento de la conectividad, el desarrollo de infraestructura y la disponibilidad de dispositivos de acceso y servicios de banda ancha.

El artículo 22 indica que se pueden revocar y extinguir este tipo de permisos por el interés público y cuando las frecuencias se encuentren en desuso o el uso sea ineficiente.

El Ministerio de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) presentó en el 2017 la Estrategia de transformación digital, donde el gobierno planteó como objetivo la transformación digital en el sector público y privado.

La transformación no solo se basa en servicios, sino también en la implementación de tecnologías emergentes para las cuales la quinta generación de redes móviles resulta indispensable.

Utilizar las bandas que se encuentran en manos del ICE y licitar el espectro que nos da acceso a la tecnología 5G generará beneficios imprescindibles en este momento, tales como la ampliación de la cobertura de la red y la inversión en el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel).

El incremento de la cobertura de las 3G y 4G, entre otros, marcará la diferencia, dado que son justamente las zonas rurales las que cuentan en ocasiones con dispositivo celular como único medio de acceso a la red.

Como ciudadanos, debemos exigir que el proceso se haga de forma transparente y mediante la inversión de las empresas concursantes en zonas específicas, y no como una simple recaudación de capital cuyo destino no sea palpable.

De esta forma, será posible utilizar los recursos para potenciar la reactivación económica, contribuir a la educación ininterrumpida y de calidad, velar por el acceso de la ciudadanía a información mediante la puesta en funcionamiento de recursos tecnológicos, fortalecer la conectividad y avanzar cada vez más hacia el Gobierno Digital transparente y eficaz que tanto se nos ha prometido.

dgr@aguilarcastillolove.com

La autora es estudiante de Derecho en la UCR.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.