Guillermo Malavassi Vargas.   12 marzo

Son muchas las páginas y los comentarios sobre la baja calidad de los estudiantes de escuela y colegios costarricenses en comparación con los resultados obtenidos en otras naciones, donde los alumnos muestran mejores rendimientos en las pruebas a las que son sometidos.

Lo primero y fundamental es seleccionar a quienes pretenden llegar a ser educadores.

Es muy doloroso para Costa Rica, por cuanto, durante largo tiempo se consideró de muy buena calidad la educación impartida en las aulas nacionales. Se han discutido diversas medidas y se han aplicado otras, pero pareciera que no se acierta con el propósito de mejorar la educación.

Al analizar las naciones destacadas por los resultados en el campo de la enseñanza, lo que hace falta es comprender que la educación es vital y quienes tienen a cargo la función de maestro o profesor no pueden ser cualesquiera personas, con frecuencia, quienes no dan la talla en otras carreras.

Método de selección. Niños y jóvenes merecen contar con los mejores educadores posibles. Por ello, estoy convencido de lo siguiente:

Lo primero y fundamental es seleccionar a quienes pretenden llegar a ser educadores. El Consejo Superior de Educación debe aprobar los requisitos y convocar a todas las universidades que imparten carreras de Educación para indicarles que la selección de docentes debe ser tan cuidadosa como, por ejemplo, la carrera de Medicina: unos serán, por así decirlo, médicos del cuerpo, y otros, médicos del alma.

Seguidamente, revisar los planes de estudio de los futuros educadores para que se acentúe su formación cultural amplia: lecturas que enriquezcan el espíritu, habilidades diversas, de modo que todos los padres de familia tengan la seguridad de que quienes contribuyen tan sistemáticamente en escuelas y colegios a la educación de sus hijos, durante por lo menos once años, sean las mejores personas, poseedoras de excelentes habilidades y sólida y ampliamente preparadas. Así, el resultado de la educación sería otra cosa.

El autor es filósofo.