Ross Denny. Hace 6 días

El 31 de enero el Reino Unido salió de la Unión Europea (UE). Fue una ocasión histórica para mi país, ya que honra la voluntad del pueblo británico expresada en el referendo del 2016. También representa un nuevo comienzo, en el cual el Reino Unido tendrá la libertad de definir su relación con los aliados europeos, basada en sentimientos de fuerte amistad, valores compartidos e intereses mutuos.

Durante este periodo de transición, el cual finalizará el 31 de diciembre del 2020, el Reino Unido se mantiene como parte de los acuerdos de libre comercio existentes en la UE. Por lo que resta del 2020, la relación de comercio bilateral entre el Reino Unido y Costa Rica estará regida por el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica.

El 1.° de enero del 2021 entrará en vigor el Acuerdo de Asociación entre el Reino Unido y Centroamérica, el cual permitirá el continuo acceso preferencial a nuestros mercados, salvaguardando y, finalmente, fortaleciendo, nuestra relación comercial.

En cuanto al ingreso de visitantes costarricenses a mi país, me alegra confirmar que la transición no implica ningún efecto. Para turismo, no necesitan visa y pueden permanecer en suelo británico hasta por seis meses.

Valoramos nuestra histórica relación con la Unión Europea y nuestro deseo es mantener los lazos fundamentados en la cooperación entre Estados soberanos y enfocados en el libre comercio. Este año, por lo tanto, nos centraremos en concluir el proceso de transición, el cual nos permitirá recuperar nuestra independencia económica y política. También buscaremos establecer una relación comercial más profunda con la UE, que sea beneficiosa para las partes involucradas.

Esta nueva etapa significa que el Reino Unido puede concentrarse en fortalecer los vínculos con sus socios internacionales. Reconocemos que enfrentamos complejos desafíos globales que requieren una respuesta coordinada, por lo que esperamos trabajar con países que comparten ese pensamiento, como Costa Rica, para hallar soluciones a algunos de los problemas más urgentes que tenemos ante nosotros y para alcanzar las metas comunes.

Este año, la COP 26 será un momento crítico para que el mundo se una con el fin de desarrollar acciones más ambiciosas en contra del cambio climático. Es una oportunidad para trabajar con Costa Rica en el avance de nuestra visión común y enfrentar el desafío de salvar el ambiente en el que vivimos.

El libre comercio es parte de nuestro ADN. Hemos experimentado de primera mano cómo aumentar el libre comercio impulsa negocios, crea empleos, genera prosperidad y brinda oportunidades a quienes más las necesitan. Es imperativo que facilitemos estas ventajas para todas las naciones.

Me emociona la posibilidad de reforzar los lazos comerciales y explorar otras oportunidades con Costa Rica durante los próximos años, así como continuar trabajando de cerca para tomar ventaja de las nuevas oportunidades comerciales y demostrar un compromiso compartido en la promoción de valores como la democracia, los derechos humanos y el derecho internacional.

El autor es embajador del Reino Unido en Costa Rica.