María Inés Solís y seis firmas más. 24 marzo

El periódico La Nación miente y afirma medias verdades porque no es cierto que el PUSC haya intentado limitar dinero para la emergencia de la covid-19, como consigna la publicación, tendenciosamente, en el titular, así como en el lead de la nota, y lo reitera dando por un hecho, con una interpretación subjetiva, al indicar en el cuarto párrafo: “¿De quién era la intención de bloquear el dinero de la emergencia?”.

El PUSC entiende la situación que afronta el país y está de acuerdo con la atención de la crisis en forma responsable.

Lo que no investigó La Nación y, por tanto, no consignó en la nota, violando así una de las leyes más elementales del periodismo, es que el PUSC promovió y firmó la segunda moción para la reforma del artículo 2 del expediente 21449, relacionado con el uso de los recursos del crédito entre Costa Rica y la Corporación Andina de Fomento, lo cual hace que el titular y el texto de la nota sean inexactos y agraviantes.

Por lo que no se informó ni la verdad real ni la posición oficial de la fracción del PUSC, y se publicó, más bien, una suposición con la validación de la falsa premisa establecida en el texto que, justamente, se publica como base de la nota periodística, consignando falsamente que nosotros estamos limitando el dinero para atender la emergencia que, infortunadamente, afronta el país, cuando no es así.

La Nación utiliza frases verbales como “así quedó evidenciado”, es decir, hace suposiciones y no consigna la segunda moción, la cual fue suscrita y promovida por la fracción Unidad y que resultó la más importante dentro del debate legislativo, pues fue aprobada con 47 votos, de forma unánime; hecho que tampoco se contempló en la redacción de la nota periodística, cuyo párrafo señala que “el texto fue promovido por la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) y Partido Acción Ciudadana ( PAC)".

Aunado a ello, la moción aprobada incluye dos párrafos adicionales, los cuales no aparecen en la fotografía de la moción utilizada en la nota periodística e indican: “Ningún recurso de este empréstito podrá ser trasladado ni utilizado en algún fideicomiso. El Poder Ejecutivo deberá remitir a la Contraloría General de la República un informe quincenal detallado y documentado sobre la reforma en que se está ejecutando el recurso. La Contraloría General de la República deberá controlar y autorizar el uso del resto de los recursos”.

La Nación no otorgó el balance periodístico porque, a pesar de haber entrevistado a nuestro cojefe de fracción, Pedro Muñoz, y a nuestro diputado Pablo Heriberto Abarca, no consignó sus declaraciones: la primera, en respuesta a una pregunta del periodista Josué Bravo al legislador Muñoz, por WhatsApp, sobre si el préstamo estaba en riesgo, en razón de una publicación del Diario Extra del sábado, a lo cual le contestó, también por WhatsApp, una pregunta muy similar de este modo: “Nada que ver Cómo inventan!!! (sic)”.

El periodista Josué Bravo también consultó al diputado Abarca sobre el asunto, y este le respondió, por esa misma vía: “No es por eso (refiriéndose a la publicación de Diario Extra). El préstamo ya estaría aprobado, si hubiera habido consenso… el tema (sic) es que el Gobierno quiere un cheque al portador y sin restricciones. En eso estamos acotándolo”.

El PUSC entiende la situación que afronta el país y está de acuerdo con la atención de la crisis en forma responsable. El PUSC es un partido de oposición y, como tal, siempre ha hecho una oposición responsable, y esta no es la excepción a la forma seria de hacer política.

María Inés Solís, Pedro Muñoz, Pablo Heriberto Abarca, Rodolfo Peña, María Vita Monge, Erwen Masís y Óscar Cascante.